Plan de Intervenciones Colectivas

De wikiPIC
Saltar a: navegación, buscar

El Plan de Salud de Intervenciones Colectivas (PIC), incluye un conjunto de intervenciones, procedimientos y actividades que debe desarrollar el Estado, dirigidas a promover la salud y la calidad de vida, la prevención y control de riesgos y daños en salud de alta externalidad, para contribuir al cumplimiento de las metas prioritarias en salud definidas en el Plan Nacional de Salud Pública y las propias del Plan de Desarrollo del Distrito, las cuales son complementarias a las acciones de promoción, prevención y atención previstas en los planes obligatorios de salud del Sistema General de Seguridad Social en Salud (Resolución 425 de 2008).

La Secretaria Distrital de Salud en concordancia con el Plan de Desarrollo Distrital "BOGOTÁ POSITIVA: PARA VIVIR MEJOR"” POR EL CUAL SE ADOPTA EL PLAN DE DESARROLLO ECONÓMICO, SOCIAL, AMBIENTAL Y DE OBRAS PÚBLICAS PARA BOGOTÁ, D. C., 2008 – 2012, estableció como prioridad de sus acciones avanzar en la garantía del derecho a la salud como condición básica para el ejercicio pleno de la ciudadanía. El enfoque de derechos humanos busca superar las inequidades, tanto en los resultados como en el acceso a los servicios de salud.

El Plan de Salud del Distrito Capital 2008 - 2012 propone “Mejorar las condiciones de salud de la población de Bogotá, D.C” donde “el sector de la salud del Distrito Capital al año 2012, habrá participado con su gestión en la construcción de una ciudad amigable con los seres humanos que la habitan y la visitan y con el ambiente; caracterizada por una mayor calidad de vida, unas mejores condiciones de salud y un mayor bienestar”.

Este Plan se desarrolla a través de seis objetivos y seis ejes estructurantes que contienen cada uno sus respectivas estrategias y metas. En el eje tres de Salud Pública se incluye el Plan de Intervenciones Colectivas, en el objetivo dos se define la intencionalidad y las metas bajo las cuales el mismo se cumple.

Con el fin de asumir el reto que implica el enfoque promocional de calidad de vida y salud EPCVS que plantea el imperativo de reponer a las necesidades de la población en territorios sociales, recogiendo la perspectiva epistemológica de los determinantes sociales de la salud y el enfoque de derechos humanos, la Secretaria Distrital de Salud y la Dirección de Salud Pública se han comprometido con el mejoramiento de las condiciones individuales y colectivas de calidad de vida y salud, de manera integral, diferencial y equitativa.

En éste marco, el Plan de Intervenciones Colectivas (PIC) busca generar acciones que articulen los diferentes planes de beneficio y promover la participación social de actores y sectores en procura de reconocer el carácter colectivo de la salud y la corresponsabilidad de la sociedad en la construcción de políticas saludables que garanticen la dignidad humana como el más alto valor de la sociedad, a la vez que se posibilita la incidencia de los sujetos en las decisiones públicas para su garantía. El presente documento constituye la línea técnica para la implementación del PIC 2011 – 2012.

Contenido

Marco Conceptual

El postulado conceptual del PIC, parte de la perspectiva epistemológica de los determinantes sociales de la salud, y del enfoque de derechos que la Secretaría de Salud de Bogotá ha asumido mediante el enfoque promocional de calidad de vida y salud. Este enfoque plantea el imperativo ético de responder a las necesidades sociales de la población, reconociendo el territorio como el espacio en que se reproducen las condiciones de vida que propician la salud, la enfermedad o la muerte.

En un análisis de jerarquías, los determinantes sociales están en un plano superior, es la perspectiva que da línea y que orienta el accionar, el enfoque de derechos en un segundo plano, nos ubica en el tema de las personas, de la defensa de los derechos humanos y dentro de ellos del derecho a la vida y a la salud. El enfoque promocional de calidad de vida y salud, recogiendo estas dos propuestas plantea el imperativo ético de comprender y dimensionar toda la complejidad de los determinantes explicativos de los problemas que atentan contra la calidad de vida y salud de las personas y colectividades, y propone partir de este análisis para definir las estrategias de trabajo que debe desarrollar el sector salud desde sus alcances y desde el trabajo intersectorial, para asegurar la preservación y desarrollo de la autonomía de individuos y colectividades y de esta forma hacer efectivos los derechos sociales.

La perspectiva de los determinantes sociales de la Salud

Este enfoque propone que la distribución desigual de experiencias perjudiciales para la salud no es, en ningún caso, un fenómeno “natural”, los problemas de salud que observamos en un momento dado en un grupo social, denotan sus formas de vida cotidiana que determinan sus formas de vivir, enfermar y morir. Se refieren a las características específicas y las vías mediante las cuales las condiciones sociales en que transcurre la vida, afectan a la salud.

Un elemento crucial de esta definición es la noción de que los determinantes no actúan aisladamente, sino que las interacciones complejas entre estos factores tienen una repercusión aún más profunda en la salud, la diversidad en las maneras de explicar los determinantes de la salud son el reflejo de la diversidad de contextos en los cuales se desenvuelven sus autores y de la complejidad de los mismos.

El mejor conocimiento de los determinantes sociales de la salud debe conducirnos hacia la identificación de los factores que definen la calidad de vida y salud de las poblaciones y hacia la construcción de respuestas integrales para conservar la salud de las comunidades y no solo para la resolución de problemas específicos de salud.

El abordaje de los Determinantes Sociales de la Salud (DSS) debe centrarse en minimizar las brechas de inequidad en salud, partiendo de definir la salud desde una perspectiva compleja: Como producción histórico social - Más allá de la enfermedad, las enfermedades como resultado de las interacciones sociales, biológicas, culturales, históricas y políticas de los individuos y colectividades, por esta razón es indispensable mirar cómo es que se produce socialmente la patología y la salud.

Un elemento crucial de esta definición es la noción de que los determinantes no actúan aisladamente, sino que las interacciones complejas entre ellos tienen una repercusión aún más profunda en la salud, y que la diversidad en las maneras de explicar los determinantes de la salud son el reflejo de la diversidad de contextos en los cuales se desenvuelven sus autores y de la complejidad de los mismos.

Existe un amplio rango de determinantes de la salud, desde los determinantes proximales, asociados a variables del nivel individual, hasta los determinantes estructurales, asociados a variables sociales y económicas que marcan inequidades en las poblacionales.

DETERMINANTES ESTRUCTURALES (antes se llamaban generales): relacionados con las estructuras geopolíticas y económicas del país y con las políticas nacionales, que marcan las formas de distribución de los recursos, las prioridades políticas, las decisiones del gobierno y las formas de tratamiento de la agenda social.

DETERMINANTES INTERMEDIOS (antes se llamaban particulares): asociados a las condiciones de vida de los grupos poblacionales, entre lo individual familiar y sus condiciones de producción y consumo no estructurales. Se refiere a características del contexto y de las relaciones que los individuos establecen con él, tales como el acceso y prestación de servicios, oportunidades que brinda el medio, condiciones ambientales, potencialidades del territorio, redes y relaciones comunitarias, entre otros.

DETERMINANTES PROXIMALES (antes se llamaban singulares): Relacionados con los estilos de vida y las condiciones individuales. Se refiere a las condiciones individuales y del entorno más cercanas al individuo, como la estructura psicosocial de los individuos, el entorno familiar (los comportamientos, hábitos y valores), los aspectos genéticos y físicos de las personas, entre otros.

El enfoque de derechos

Los derechos humanos son garantías jurídicas universales que protegen a los individuos y los grupos contra acciones y omisiones que interfieren con las libertades y los derechos fundamentales y con la dignidad humana. La legislación en materia de derechos humanos obliga a los gobiernos (principalmente) y otros titulares de deberes a hacer ciertas cosas y les impide hacer otras [1].

Entre las principales características de los derechos cabe citar las siguientes:

  • Son universales, derechos inalienables de todos los seres humanos
  • Se centran en la dignidad intrínseca y el valor igual de todos los seres humanos;
  • Son iguales, indivisibles e interdependientes;
  • No pueden ser suspendidos o retirados;
  • Imponen obligaciones de acción y omisión, particularmente a los Estados y los agentes de los Estados;
  • Han sido garantizados por la comunidad internacional:
  • Están protegidos por la ley;
  • Protegen a los individuos y, hasta cierto punto, a los grupos poblacionales.


El enfoque de derechos constituye un marco conceptual para el proceso de desarrollo humano que está basado normativamente en estándares internacionales de derechos humanos y operacionalmente dirigidos a promover, proteger y hacer efectivos los derechos humanos. Al trabajar con este se integra la normativa, principios y estándares del sistema internacional de derechos humanos en la legislación, programas, planes y proceso del desarrollo. Las normas y estándares están contenidas en los distintos instrumentos del derecho internacional [2].

Colombia tiene una Constitución que establece que el Estado Colombiano es un ESTADO SOCIAL DE DERECHO, ratificando los acuerdos y normatividad internacional sobre derechos humanos. El enfoque de derechos reconoce que todos tenemos los mismos derechos, sin discriminación alguna y estos derechos son interrelacionados, interdependientes e indivisibles, su propósito es el de proteger a las personas, es decir, defender a los ciudadanos y ciudadanas de la opresión y el abuso que otros puedan cometer en su contra.

Orientar el quehacer desde el enfoque de derechos significa reconocer a los ciudadanos como sujetos de derechos (titulares de derechos), lo que implica promover la capacidad de los sujetos de derechos para reivindicar éstos y subrayar la obligación del Estado para cumplirlos. El principal objetivo de operar desde el enfoque de derechos es analizar las desigualdades y corregirlas a partir de la formulación de políticas públicas y programas de desarrollo que garanticen los derechos humanos, desde una perspectiva de equidad para las diferentes poblaciones.

Cuando hablamos de un enfoque de derechos en el PIC, estamos reconociendo que sus objetivos deben orientarse a dar cumplimiento al deber de respetar, proteger y hacer efectivos los derechos humanos y que en tal calidad sus titulares pueden exigir tal respeto, protección y realización.

La estrategia Promocional de Calidad de Vida y Salud (EPCVS)

Esta estrategia es una construcción de la Secretaría de Salud de Bogotá que recoge la propuesta de enfoque de determinantes sociales de la salud. Es un instrumento que plantea el imperativo ético de comprender y dimensionar toda la complejidad de los determinantes explicativos de los problemas que atentan contra la calidad de vida y salud de las personas y colectividades, y que busca asegurar la preservación y desarrollo de la autonomía de individuos y colectividades para hacer efectivos los derechos sociales. [3]

Es transversal a todas las acciones de la producción de la salud, es decir, la promoción de la salud, la prevención de la enfermedad, el tratamiento, la rehabilitación y la atención de urgencias, su propósito es analizar las desigualdades que se encuentran en el centro de los problemas de desarrollo y corregir las prácticas discriminatorias y el injusto reparto de los recursos y del poder que obstaculizan el progreso en materia de desarrollo.

La participación social forma parte de la estrategia de promoción de la calidad de vida y salud, porque es una de las condiciones indispensables para el desarrollo de la autonomía y el ejercicio pleno de potencialidades de individuos y poblaciones.

Esta estrategia se comporta como un paraguas que reorienta el contenido y dirección de cada uno de los sectores sociales e impacta en el reordenamiento de las acciones, generando la convergencia de respuestas dirigidas a combatir todas aquellas causas que comprometan, obstaculizen o provoquen la pérdida de autonomía o de las potencialidades para su desarrollo, y que son evidencia de las debilidades sociales para garantizar el ejercicio de los derechos.

Como estrategias que orientan el accionar del sector y promueven la intersectorialidad y el abordaje integral de los determinantes sociales de la salud , congruentes con el enfoque promocional de CVS, se acogen:

  • La estrategia de Atención Primaria en salud Renovada.
  • La estrategia de Gestión Social Integral.

Atención Primaria en Salud Renovada

El concepto de atención primaria como estrategia en salud se entiende y aplica en el mundo de diversas maneras y ha evolucionado a través del tiempo ampliando progresivamente su enfoque al reconocimiento de la incidencia de los determinantes más amplios de la salud y las necesidades de interacción con otros actores y sectores para dar respuesta a las responsabilidades que trascienden el sector salud [4].

Aunque en esencia la estrategia de atención primaria sigue siendo la misma de la Declaración de Alma Ata, la renovada involucra el conjunto del sistema de salud, es decir, la totalidad de sus estructuras, procesos y relaciones, reconociendo para su desarrollo el contexto en el cual se circunscribe, y la necesidad de centrarse en las personas para la planificación y definición de acciones.

Adicionalmente, el enfoque renovado es visto como una condición esencial para la promoción de la equidad en salud y el desarrollo humano, en la medida en que concibe la salud como un derecho y se centra en las causas fundamentales de la misma, lo que implica abordar todos los determinantes de salud incluyendo aquellos que están fuera del alcance de la atención de salud a partir del trabajo intersectorial, superando las deficiencias más comunes de los sistemas de salud, entre las cuales se encuentran la atención fragmentada y centrada en servicios curativos, de mayor costo y las barreras de acceso.

Así las cosas, organizar y operar el Sistema de Salud de Bogotá a partir de la APS renovada, facilita bajo una visión de sostenibilidad y solidaridad, el ejercicio del derecho a la salud de todos los pobladores del D.C.

La estrategia de Gestión Social Integral - GSI

Es una estrategia del gobierno Distrital, que persigue la articulación del trabajo entre actores comunitarios y con las instituciones, para el desarrollo de los territorios sociales de la ciudad. Debe vincular la relación entre dos grandes conceptos: Desarrollo Local y Participación Ciudadana. La GSI debe tener doble vía superando las fronteras y los límites entre la comunidad y la institucionalidad para adelantar respuestas colectivas desde una perspectiva de solidaridad.

De acuerdo con el artículo 6 del Plan de Desarrollo Distrital 2008 – 2012 [5] la GSI se define como la “estrategia para la implementación de la política social en el distrito, “que promueve el desarrollo de las capacidades de las poblaciones, atendiendo sus particularidades territoriales y asegura la sinergia entre los diferentes sectores, el manejo eficiente de los recursos y pone de presente el protagonismo de la población en los territorios”. Se basa en tres ejes de acción: la construcción transectorial desde el Estado y la sociedad civil, la integración estatal y privada desde el interés de lo público y el control social y la exigibilidad de los derechos que debe ejercer la sociedad civil.

Para el desarrollo de la GSI se plantean cinco componentes: Abordaje de poblaciones en los territorios sociales, Trabajo transectorial, Participación, Desarrollo de capacidades y Presupuesto.

En este momento, en conjunto con las instituciones y la comunidad, se han definido 88 territorios sociales de GSI que incluyen la totalidad del Distrito Capital, la mayoría de ellos corresponde a la integración de una o varias Unidades de Planeación Zonal (UPZ) [6]. En estos territorios sociales se ha avanzado en la lectura integral de necesidades sociales compartida entre instituciones y comunidad y se espera avanzar en la construcción de respuestas integrales coherentes con lo anterior, en la perspectiva del enfoque de derechos.

Desde el enfoque Promocional de Calidad de Vida y Salud, se entiende por:

Salud

“La salud significa que las personas se encuentren bien donde viven, accedan a los servicios que necesitan, se desempeñan en las actividades que prefieran y, en consecuencia, alcancen el desarrollo pleno de su autonomía y dignidad, es decir, satisfechos con la realización cotidiana de su proyecto vital y con expresiones diferenciales acordes a las condiciones de género, etnia, clase social, territorio, capacidades y habilidades” [7].

La Autonomía

La autonomía se asocia con la libertad que posee cada individuo para desarrollar sus capacidades en el marco de las oportunidades que le prodiga la sociedad. Es la capacidad de decidir y materializar proyectos de vida tanto en lo individual como en lo colectivo, lo cual dependerá entre otras, del acceso y distribución equitativa de oportunidades a una buena calidad de vida.

El desarrollo pleno de la autonomía tiene relación directa con las dotaciones y oportunidades que la sociedad y el Estado disponen para que los sujetos se desarrollen. “Las capacidades individuales dependen fundamentalmente, entre otras cosas, de los sistemas económicos, sociales y políticos” [8]. La capacidad de agenciar el desarrollo está estrechamente relacionada con el concepto de autonomía, que se puede evidenciar en la capacidad de decidir, de actuar y de lograr cambios. Por ello, reviste especial importancia la promoción, garantía y restitución de la autonomía a través de procesos en que los individuos y grupos sociales participen en la formulación e implementación de políticas, decidiendo sobre las prioridades y los valores sobre los cuales se basarán las mismas.

Generar autonomía en salud implica suministrar las condiciones apropiadas y suficientes para que los individuos tengan la posibilidad de ejercerla. La autonomía se desarrolla en los sujetos en tres planos:

  • Autonomía funcional: que permite un desempeño en el marco de los estándares esperados para la vida productiva y la vida relacional.
  • Autonomía socio-económica: que permita contar con las condiciones de vida para el desarrollo pleno de sus potencialidades.
  • Autonomía política: entendida como emancipación política que permita que el sujeto se relacione con los otros en el marco de relaciones de justicia, igualdad y democracia, tomando parte activa de las decisiones que le afectan en su vida cotidiana y futura, afirmando su condición de sujeto político y, por ende, de sujeto de derechos.

Los proyectos de desarrollo de autonomía -PDA- y las transversalidades

Son un conjunto de elementos de carácter estratégico (políticos, territoriales, comunicacionales, informativos, económicos, institucionales y legales) orientados hacia el logro de la atención integral para todas aquellas circunstancias que signifiquen pérdida o limitaciones de la autonomía.

Son procesos y trayectos a través de los cuales se busca modificar los determinantes que impiden el pleno disfrute de cada uno de los derechos. Del análisis de los PDA y transversalidades saldrán las intervenciones dirigidas a enfrentar problemas que atenten contra el desarrollo de la autonomía a lo largo del ciclo de vida y que generen resultados que aumenten las capacidades individuales y colectivas de forma diferencial de acuerdo al ciclo de vida, el enfoque de género, territorio social, etnia y clase social.

En la SDS se decidió denominar PDA a aquellos que tienen un alto componente de responsabilidad por parte del sector; a los que tienen más componentes intersectoriales y una mayor responsabilidad de acción en otros sectores se les denominan transversalidades estructurales, distintas de las transversalidades poblacionales (genero-LGTBI, genero-mujer, etnia, desplazamiento) que corresponden más que nada a enfoques y perspectivas poblacionales.

El análisis desde los PDA y transversalidades debe romper con la manera tradicional de trabajar por “programas” que no plantea el enfrentamiento de problemas, sino administrar capacidades y recursos disponibles en función de demandas y que abordan los problemas de manera parcial. Este análisis debe buscar visibilizar los núcleos esenciales de intervención en cada uno de los procesos de planificación y en la formulación de políticas y acciones, para dar respuestas integrales a los determinantes sociales de la calidad de vida y la salud de las comunidades.


Los proyectos de desarrollo de autonomía –PDA- para la Dirección de Salud Pública de la Secretaría Distrital de Salud de Bogotá son: [9]

  • Enfermedades Transmisibles y Zoonosis
  • Salud Sexual y Reproductiva
  • Salud Mental
  • Condiciones Crónicas
  • Salud Oral

Las transversalidades estructurales son:

  • Ambiente
  • Trabajo
  • Actividad Física
  • Discapacidad
  • Seguridad Alimentaria

Las transversalidades poblacionales son:

  • Género – LGTBI
  • Genero – mujer
  • Etnia
  • Desplazamiento

Las necesidades sociales

Como punto de partida, en la definición de la responsabilidad pública y social del Estado, está el hecho de identificar las necesidades de la gente, entendidas más allá de las carencias, requiere un enfoque que supera la restringida mirada de los mínimos para la supervivencia. En este sentido, las necesidades son asimiladas a derechos, por tanto, su garantía debe ser total y plena.

“Las necesidades sociales se definen como todos aquellos ámbitos esenciales para alcanzar individual o colectivamente una plena condición de calidad de vida y salud, y que garantizadas como derechos sociales, deben ser el principal objeto de respuesta por parte de los entes que tienen a su cargo la función pública, respondiendo de manera universal, suficiente, equitativa y permanente a las causas y determinantes que provoquen su negación o defecto, participando la sociedad como actor protagónico en su desarrollo, con poder real para intervenir en las decisiones de manera corresponsable” [10].

De otra parte la configuración de necesidades sociales, en territorios específicos permite trascender la mirada de las instituciones de filtrar las necesidades de la gente de acuerdo a su capacidad de respuesta, es decir planear únicamente desde su oferta institucional. El abordaje de necesidades sociales se soporta en la visión de la determinación social de la problemática identificada, lo cual exige una mirada transectorial, tanto para la construcción de dichas necesidades (problematización de la realidad), como para la construcción de respuestas por parte de las instituciones a través de alternativas integrales de solución en los territorios definidos.

El enfoque poblacional

Es una orientación analítica con alcance a las intervenciones, la cual reconoce al ser humano individual y colectivo desde su integralidad. Centra la atención en las personas con sus características relacionadas en cada una de sus etapas del ciclo de vida- generación, de procesos identitarios-diversidad (etnia, sexo, identidad de género, orientación sexual), las condiciones y situaciones (ejercicio de la prostitución, desplazamiento forzado, la habitabilidad en calle, la discapacidad, privación de la libertad, conflicto armado (grupos de reinsertados), el género y el proceso de envejecimiento. En el contexto social, cultural, económico y político de los grupos e individuos.

Por lo tanto, abordar el enfoque poblacional es reconocer la diversidad del ser humano como centro de sus vivencias particulares y colectivas, de las políticas y acciones, que desde los distintos sectores e instituciones, se formulen y desarrollen para el mejoramiento de la calidad de vida de los sujetos y sujetas.

En el enfoque poblacional, la población es entendida como “un conjunto orgánico de sujetos que interactúan entre sí y con el territorio para su reproducción biológica y social. El concepto de población humana, se refiere a un conjunto de sujetos vivos, cuya actividad necesariamente crea y recrea permanentemente el territorio en función de sus necesidades biológicas, socioculturales y políticas, pero al mismo tiempo, la población es transformada por las condiciones que le impone el territorio, de manera determinante, en función de las organizaciones para la apropiación, producción y consumo de bienes materiales y no materiales” [11]: Cada población constituye una unidad con identidad propia, con características propias y diferentes a la suma de las características de los individuos que la componen” [12], a estas características del colectivo poblacional se les denominan características demográficas.

Si bien como equipo técnico poblacional entendemos y tenemos unos puntos de encuentros con la definición de población de UNFPA, nos situamos que las interacciones que se dan desde los sujetos consigo mismo o con otros y otras desde lo colectivo no solo están dadas en términos de la búsqueda de la reproducción o perpetuación de la especie, hay sujetos y sujetas que sus identidades, metas, proyectos de vida no están en términos de reproducirse biológicamente o socialmente. Para el equipo técnico lo poblacional lleva implícito reconocer lo individual, lo colectivo, la deconstrucción y construcciones que hacen los y las sujetas desde lo particular y lo colectivo, las dinámicas y representaciones sociales que emergen de las subjetividades o en las que están inmersos o inmersas, las construcciones y vivencias sociales, políticas, económicas, culturales, étnicas, de sexo, de género, de orientación sexual o de condiciones o situaciones como la habitabilidad en calle, el desplazamiento forzado, la discapacidad, la privación de la libertad, el cautiverio, el conflicto armado (reinserción o desmovilización), el ejercicio de la prostitución, la etapas de vida-generación.

Teniendo en cuenta el aspecto demográfico, social, cultural, antropológico, histórico, biológico, geográfico, psicológico, económico, político y ocupacional, la población se explica a partir de cuatro elementos: los sujetos viven en un territorio que genera determinadas condiciones de vida, los fenómenos socio-históricos, económicos y culturales imprimen en un momento particularidades generacionales a los colectivos, que se reflejan en los sujetos según las etapas del ciclo vital, la identidad y las situaciones y/o condiciones.

Los roles de género o patrones de crianzas en relación al género influyen en los sujetos y las sujetas, en sus modos de vida. El análisis de la situación social de las mujeres y del género como determinante social de la salud implica que las mujeres no son una población, pues son en sí transversales a los denominados grupos poblacionales ejemplo Mujeres Indígenas, Mujeres en desplazamiento, mujeres LBT, mujeres en condición de discapacidad, mujeres habitantes de calles, mujeres desmovilizadlas del conflicto armado, etc. Por ende asumimos el enfoque de género como transversal al enfoque poblacional y a todas las categorías relacionales.

Para ampliar ver anexo con documento de la propuesta del Enfoque poblacional.

Principios Orientadores

Equidad
La Equidad entendida como la “igualdad de oportunidades”, las inequidades son aquellas diferencias injustas y evitables, para que los sujetos desarrollen sus capacidades, la equidad debe reconocer que para necesidades diferentes se requieren respuestas diferentes y para necesidades iguales respuestas iguales. Existen condiciones que generan inequidad, tales como el género, la etnia, el territorio y las clases sociales.
La equidad no es una concepción imparcial de las diferencias, las reconoce y dimensiona con el fin de impedir una distribución desigual e injusta del poder y de los recursos, es decir, que se de menos a quien más necesita y más a quien menos necesita. Para alcanzar una igualdad plena es indispensable la equidad, esto es asumir que históricamente se ha hecho una jerarquización injusta de las diferencias, produciendo a partir de ellas subordinación, discriminación, marginación y opresión. La equidad se convierte así en el vehículo de la igualdad y la meta a alcanzar es lograr “igualdad en las diferencias”.
La universalidad significa “igualdad de condiciones” y la equidad, “igualdad de oportunidades”, incorporando en ésta la diversidad, la heterogeneidad y las diferencias, que forman parte de la complejidad de lo humano y de los contextos particulares donde se desenvuelve la vida.
Integralidad de las acciones
La integralidad se puede entender como el cubrimiento de todas las contingencias que afectan la salud, la capacidad económica y en general todas las condiciones de vida de toda la población, para éste efecto cada quien debe contribuir según sus capacidad, posibilidades y competencias. La protección integral implica entonces las fases de: educación, información, fomento, prevención, diagnóstico y rehabilitación, además comprende: la cantidad, oportunidad, calidad y eficiencia en la prestación de los servicios.
La integralidad parte de las necesidades y expectativas de los sujetos (que se construyen socialmente), pone en el centro al ser humano y no a sus partes (temáticas),y construye respuestas en un continuo que sea suficiente (no restringido a fuentes de financiación o a programas o planes de beneficios).
Intersectorialidad
Para la intervención de los determinantes sociales de la salud, el sector salud debe realizar coordinación con otras instancias del gobierno distrital, distritales y locales, lo que implica un trabajo con todas ellas para coordinar acciones a desarrollar en los territorios.
Transectorialidad
La transectorialidad exige una interpretación de la realidad desde la complejidad: exige una mirada transdisciplinar y una acción conjunta cuyo centro sea la calidad de vida de la población en los territorios sociales, con el objetivo de construir conjuntamente escenarios de desarrollo que se materialicen a partir de la construcción de respuestas integrales concertadas entre actores institucionales (públicos y privados) y comunitarios, que se orienten por el enfoque de derechos. Esta nueva forma de gestión de lo público rompe con las tradicionales respuestas institucionales que son fragmentadas por cada sector y entidad y se orientan exclusivamente por la oferta institucional sin tener en cuenta las necesidades sociales de las comunidades.
En la práctica la transectorialidad significa convocar a las diferentes instituciones y organizaciones, públicas y privadas, trabajadores y comunidades, cuya actuación tenga incidencia en los determinantes de la calidad de vida y la salud de la población, reuniendo todo aquello que fortalezca la justicia social. La estrategia de promoción de la calidad de vida utiliza el mecanismo de la transectorialidad, entendida como la búsqueda de respuestas integradas de acuerdo con las exigencias que demande el objeto de intervención, para lograr superar la complejidad de sus determinantes. Cuando el sujeto es el que demanda, cambia la lógica de intervención, obligando a la coordinación y concertación de esfuerzos en todo aquello que sea indispensable para modificar los determinantes de la calidad de vida y salud, superando la fragmentación.



Operación del PIC

La organización y desarrollo de las acciones colectivas de salud pública se realizan mediante tres componentes:

  • Gestión de la salud pública en territorios sociales
  • Operación en ámbitos de vida cotidiana: familiar, escolar, comunitario, laboral, Institucional, Ámbito IPS: Instituciones amigas de la salud
  • Vigilancia en salud pública

Esta organización busca responder a los principios de transectorialidad, territorialidad y perspectiva poblacional de la EPCVS, así como establecer procesos de salud pública en las localidades que se desarrollen en el marco del modelo de atención integral e integrado con enfoque familiar y comunitario desde la Estrategia de Atención Primaria en Salud Renovada.

En el PIC del 2010, por la gran importancia que tiene el PAI en el ejercicio del derecho a la salud de la población( niños, niñas, adulto y adulto mayor) de la ciudad, se estableció que los recursos asignados al Programa Ampliado de inmunizaciones estén inmersos en un proyecto de inversión denominado “ Niñez Bienvenida y protegida”-628, para facilitar la ejecución de las actividades prioritarias que le apuntan al cumplimiento de las coberturas de vacunación , sin embargo, dentro de la lógica de la integralidad de los programas de Salud Pública las acciones son transversales a todos los componentes y ámbitos los cuales enmarcan su accionar en las diferentes etapas de ciclo, por lo tanto en el PIC 2011, el PAI se verá reflejado en los mismos.

Como se define en el marco conceptual, los avances en la construcción de propuestas de intervención de cada uno de estos componentes responden a las necesidades sociales de la población del Distrito capital, estas necesidades han sido identificadas a nivel territorial a partir de los ejercicios del Análisis de Situación de Salud que implica la construcción de los diagnósticos locales, la definición de núcleos problemáticos y temas generadores y el análisis interinstitucional y con la comunidad sobre las propuestas de trabajo para abordar los determinantes sociales de la salud, desde las competencias del sector salud y con las propuestas integrales de trabajo con otros sectores.

Con este ejercicio se identificaron los siguientes núcleos problemáticos para cada uno de los componentes del PIC:

Gestión de la salud pública en territorios sociales:

  • Poco posicionamiento de las acciones que deben desarrollarse para el abordaje de los determinantes de la salud en los espacios políticos de análisis y toma de decisiones locales.
  • Baja participación de los otros sectores a nivel local, en relación a la articulación del análisis de los diferentes problemas y las respuestas integrales.
  • Debilitamiento de los diferentes procesos de salud pública en algunas ESE.

Insuficiente articulación interna en las ESE para responder oportunamente a las necesidades desde la estrategia de Gestión social Integral.

Ámbito Familiar:

  • Falta de reconocimiento de la familia como un entorno natural donde se establece por primera vez el comportamiento y se originan condiciones, cultura, valores y normas que permiten a sus integrantes la toma de decisiones saludables.
  • El no reconocimiento de las diferencias entre sus miembros en términos del ciclo vital, de las subjetividades y de los proyectos de vida, condicionan relaciones de poder asimétricas que limitan el ejercicio de la autonomía.
  • El desconocimiento de la heterogeneidad y diversidad cultural de las familias, de sus identidades y la falta de oportunidades para construir ciudadanía, profundiza las inequidades en las condiciones de vida.
  • El condicionamiento del programa SASC al modelo propuesto en el Sistema General de Seguridad Social, limita el acceso de las familias a los servicios por su pertenencia al sistema de aseguramiento.
  • Profundización de un modelo de individualización que afecta los lazos de solidaridad entre las familias y la búsqueda de alternativas a las necesidades comunes en una constante negación del otro.
  • Dificultad en la continuidad de los esfuerzos y recursos (humanos, financieros) invertidos en el mejoramiento de las condiciones ambientales.

Ámbito Escolar:

  • Escasa contribución de las instituciones educativas en la disminución de brechas de equidad social.
  • En el quehacer cotidiano de las y los docentes no existe una cultura lo suficientemente arraigada que vincule el proceso pedagógico, con las prácticas cotidianas de fomento de la salud, prevención e identificación de las enfermedades y en el ejercicio del derecho a la salud de la población escolarizada.
  • Los proyectos pedagógicos de las Instituciones Educativas no incluyen de manera integrada la promoción de la salud de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes.
  • Invisibilización y exclusión de los niños, las niñas, los adolescentes y los jóvenes con discapacidad, en situación de desplazamiento, pertenecientes a grupos étnicos y de diversidad sexual que impiden su desarrollo como sujetos políticos y ciudadanos para materializar derechos en salud y calidad de vida.
  • Dinámicas sociales propias de las instituciones educativas que no propician el establecimiento de roles, responsabilidades y canales de comunicación enfocadas en la promoción de la calidad de vida y salud, que debilitan las condiciones de las comunidades educativas para el ejercicio de derechos de niños, niñas, adolescentes y jóvenes.
  • Los modelos de atención y aseguramiento obstaculizan el acceso de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes a los servicios de salud, dificultan la prestación de servicios integrales, no permitiendo la identificación y respuesta oportuna a sus necesidades de salud.
  • No se garantizan los servicios de detección temprana y protección específica, y los servicios resolutivos resultan inoportunos o inadecuados.

Ámbito Comunitario:

  • Débiles procesos organizativos y de construcción de redes sociales en las comunidades
  • Débiles habilidades y competencias de los sujetos para la reflexión crítica y la agencia sobre sus propias realidades en salud.
  • Las comunidades construyen su proceso salud-enfermedad priorizando el componente asistencial.

Ámbito Laboral:

  • Factores sociales, económicos, culturales, institucionales y familiares que promueven la vinculación temprana de los niños, niñas y adolescentes al trabajo en condiciones precarias que vulneran el derecho a la salud, afectan su asistencia y permanencia en el sistema educativo.
  • Baja demanda de empleo formal, nuevas formas de trabajo, déficit de redes sociales y ausencia de políticas que aseguren la retribución salarial acorde a las necesidades de los individuos y no garantiza el acceso equitativo de los y las trabajadoras a los beneficios de seguridad social del Estado.
  • Afectación de la calidad de vida y la salud de la población adulta en relación a la situación de desempleo, violencia, el creciente consumo de SPA y el poco compromiso de las instituciones para visualizar a esta población como sujetos de derechos mas allá de sus roles sociales.
  • Oferta laboral que no tiene en cuenta la diversidad étnica, cultural y social de las poblaciones ni sus quehaceres, saberes y prácticas productivas.
  • Mercado laboral que no reconoce a la población LGTB sino únicamente en ciertos sectores económicos generando condiciones de trabajo indignas, inseguras y precarias que no garantizan mínimos de vida para esta población.
  • La vinculación laboral de la población en situación de discapacidad se ve reducida por su condición de vulnerabilidad.
  • Los y las trabajadoras en su mayoría padecen enfermedades crónicas las cuales se agudizan por la necesidad de trabajar en condiciones que no favorecen su salud y su calidad de vida.

Ámbito Institucional:

  • Niños, niñas, adolescentes expuestos a eventos psicosociales severos, entre los que están violencia intrafamiliar, violencia sexual, maltrato, abandono de su familia.
  • Desconocimiento en la detección temprana de niños y niñas con limitaciones o en condición de discapacidad por parte de los, cuidadores y personal del sector salud que dificulta la atención oportuna e integral.
  • Las personas que se encuentran privadas de la libertad presentan malas condiciones higiénico sanitarias, desnutrición; hacinamiento, problemas de salud mental, consumo de sustancias piscoactivas entre otras.
  • Alta prevalencia de patologías que inciden en la pérdida de independencia física, bajas coberturas de salud, especialmente en los niveles de mayor complejidad.
  • Deterioro físico y mental, determinados por la inactividad, improductividad y limitaciones para generar y mantener proyectos futuros en las instituciones.
  • Instituciones de atención a adultos mayores donde por sus condiciones de funcionamiento se vulneran los derechos de esta población.
  • Las personas institucionalizadas con discapacidad no cuentan con servicios de salud accesibles a nivel físico y actitudinal.
  • Prestación de servicios en forma irregular y de baja calidad con condiciones higiénico sanitarias deficientes; atomización de recursos y bajas coberturas, así como incapacidad financiera para prestar servicios adecuados.
  • Modelos de atención poco eficientes y barreras de acceso en salud que generan exclusión e inequidad.
  • Debilidad en la estructura institucional gubernamental para desarrollar actividades integrales.
  • Organizaciones e instituciones que no reconocen a las personas mayores institucionalizadas como sujetos de derechos.

Ámbito IPS: Instituciones Amigas de la Salud:

  • Frágil ejercicio de la rectoría de la SDS y debilidades en las competencias del talento humano para la salud pública.
  • Discordancia entre los objetivos estratégicos definidos en las IPS y las prioridades definidas en las políticas en Salud.
  • No incorporación de los ejercicios de lectura de necesidades de la población ni de análisis de condiciones determinantes en la planeación de las acciones estratégicas de las IPS.
  • Sistema de contratación centrado en el daño, castigando el mantener personas sanas, con el fortalecimiento de las actividades centradas en lo individual y no en lo colectivo.
  • Ausencia de construcción de iniciativas de respuesta orientadas a resolver los problemas de salud de la población, partiendo de sus propias necesidades y teniendo en cuenta la diversidad de condiciones determinantes.
  • Reconocimiento fragmentado de las necesidades de los sujetos.
  • Rigidez de los programas y servicios, que en ocasiones no recogen las expectativas, generándose bajos niveles de confianza y participación.
  • Múltiples barreras de acceso a los servicios de salud: geográficas, culturales, económicas.
  • Fragmentación en la prestación de los servicios de salud, perspectiva reduccionista de los servicios.
  • Priorización de la ejecución de los servicios de tratamiento y rehabilitación resolutivos sobre las acciones de promoción, prevención y detección temprana.
  • Ausencia de articulación de actividades de promoción, prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación al interior de la ESE.
  • Falta de integración de las acciones realizadas al interior de la ESE para la gestión de los servicios de promoción en salud pública, detección temprana, protección específica, asistencia y rehabilitación, que lleva a un uso ineficiente de los recursos disponibles.
  • Poca integración de actividades y servicios al interior de los prestadores, entre los mismos (públicos y privados) y entre actores (aseguradores, prestadores y otros).
  • Debilidad en los procedimientos concretos de articulación con otros actores de la salud y con otros sectores sociales, para garantizar concurrencia y el mayor alcance posible de respuestas integradas que impacten condiciones determinantes en salud.
  • Escaso fomento y mantenimiento de competencias en el equipo de salud pública, que asegure acciones coherentes con su enfoque y procesos.
  • Falta de adecuado control, seguimiento y evaluación permanente de las actividades y programas, que permita anticiparse a los problemas, corregir desviaciones o flexibilizar servicios en función de las necesidades de los individuos o colectividades.

Vigilancia en Salud Pública:

  • Deficiente desarrollo de la inteligencia epidemiológica, el análisis de situaciones y la gestión del conocimiento lo que implica
  • Si bien existen diversos espacios de análisis como los COVES locales y distritales, las salas situacionales y las unidades de análisis, aún no alcanza su propósito fundamental de servir de orientar políticas, programas y proyectos con enfoques conceptuales y metodologías de análisis y divulgación.
  • Fragmentación de la VSP, deficiencias en su utilidad y desintegración con sus usuarios y clientes.
  • Aun no existe un sistema integrado de información para la vigilancia de la salud pública. El estado del arte del SIVIGILA D.C. automatizado, se considera, por tanto, como un principal núcleo problematizador de la VSP al cual se hace necesario dar viabilidad de manera urgente dadas las dificultades que se generan ante las expectativas de los usuarios de la información quienes la requieren en tiempo real y en condiciones de calidad óptimas.
  • Ineficiencias en oportunidad y efectividad en el manejo de las urgencias y emergencias en el Distrito Capital.
  • La VSP carece de un sistema ágil de comunicaciones, el cual permita la interacción permanente entre los usuarios y la transmisión de información e imagen en tiempo real, esta es un condición sinequanon cuando se pretende manejar de manera óptima un sistema “alerta Respuesta” ante posibles emergencias en salud pública, desarrollando las acciones de la VSP en una perspectiva de red y bajo los lineamiento de la gestión social del riesgo.


Para dar respuesta a estos núcleos problemáticos, el PIC se organiza en componentes y ámbitos de trabajo, a continuación, se brinda un panorama general de cómo están constituidos los componentes del PIC cuyo detalle de operación se puede consultar en los lineamientos específicos que hacen parte de los documentos de respaldo de este documento marco.

COMPONENTE 1: Gestión de la salud pública en territorios sociales

El proceso de gestión de la salud pública en territorios sociales se define como un proceso dinámico que planea, articula, coordina, genera conocimiento y movilización social para posicionar la política distrital de salud en el nivel local a través de propuestas transectoriales y participativas que afecten positivamente los determinantes de la salud.

Cumplir con todos estos compromisos, constituye un reto permanente en la planeación y en el que hacer propio de la Secretaría Distrital de Salud, en tanto que se enfoca en aportar a la construcción de una gestión transectorial y territorial en cada una de las localidades del Distrito Capital.

Por lo anterior, a través del Plan de Intervenciones colectivas –PIC- el componente del PIC, Gestión Local de la salud en territorios sociales actúa integradamente y en unidad con el nivel central de la SDS, las ESE y todas las instituciones e instancias locales, promoviendo el reconocimiento de las particularidades territoriales y poblacionales, para trabajar de manera articulada en el marco de la formulación, implementación, seguimiento y evaluación de políticas publica por la calidad de vida y salud [13]. Desde los desarrollos del componente de gestión local de las políticas públicas por la calidad de vida y la salud pública se coordina la articulación con el macroproceso distrital de “Gestión Social Integral” [14].

OBJETIVO GENERAL

Incidir en las decisiones públicas del Gobierno Local y en las respuestas institucionales y transectoriales para abordar los determinantes sociales que afectan la garantía del derecho a la salud y la calidad de vida de las personas promoviendo respuestas integrales con base en las estrategias de “Promocional de la Calidad de Vida (EPCVS)” y “Gestión Social Integral (GSI)”.


OBJETIVOS ESPECÍFICOS

  1. Monitorear los productos y resultados de las acciones incluidas en el componente e identificar su aporte en el cumplimiento de metas distritales de salud y en el mejoramiento de la calidad de vida y salud de la población por territorios sociales proponiendo estrategias para su fortalecimiento en el nivel Distrital y Local.
  2. Coordinar el desarrollo de respuestas sectoriales en salud para los territorios de la GSI de la localidad que aporten a las respuestas integrales trans-sectoriales.
  3. Desarrollar procesos de construcción de conocimiento, con la participación amplia de diferentes actores sociales, para el análisis de la determinación social de la salud y la calidad de vida con enfoque poblacional, identificando necesidades, inequidades y déficit de respuestas en territorios sociales como base para la toma de decisiones y para orientar la planeación local e institucional.
  4. Participar activamente en lo local en la construcción e implementación de Políticas públicas que promuevan la calidad de vida y salud coordinando o apoyando según responsabilidades, la operación de las mismas a través de sus planes de acción desde las mesas, consejos o comités intersectoriales y coordinando respuestas integrales a través de la estrategia de GSI.


Las categorías del componente de Gestión Local de la Salud definen los tres procesos centrales de desarrollo del componente como son la coordinación general del componente, el posicionamiento de la estrategia promocional de CVS, el fortalecimiento del trabajo intersectorial y el monitoreo de las acciones locales para la incorporación de la estrategia promocional de CVS en las localidades del D.C. Dentro de estas tres categorías se desarrollan cuatro intervenciones integradoras que recogen procesos integrales para la operación del Componente:

Categoría 1: Gestión del componente

  • Respuesta integradora 1: Coordinación, seguimiento, evaluación y monitoreo

Categoría 2: Construcción del conocimiento

  • Respuesta integradora 2: Desarrollo de prácticas para la apropiación conceptual
  • Respuesta integradora 3: Análisis de la determinación social de la salud y la calidad de vida para la orientación de políticas públicas.

Categoría 3: Posicionamiento político de políticas públicas para la salud

  • Respuesta integradora 4: Movilización social e institucional para mejorar la calidad de vida y salud a través del fortalecimiento de espacios locales para la construcción de políticas públicas para la salud y respuestas integrales


Respuesta integradora 1: Coordinación seguimiento, evaluación y monitoreo de la gestión local de la salud Pública:

Los y las Coordinadores -as de Gestión Local de la ESE deben liderar el desarrollo de las reuniones del equipo Coordinador de GSI interno de la ESE (que se constituirá en la red promocional de calidad de vida institucional), asistir a las reuniones del equipo conductor de GSI local y apoyar a la Gerencia de la ESE y al - la referente de Salud Pública en la Alcaldía Local en la coordinación con la ESE para el posicionamiento político de los temas estratégicos en los espacios locales de decisión y el cumplimiento de los compromisos asumidos en todas las mesas de trabajo intersectoriales.

Para que este componente tenga un adecuado desarrollo en cabeza de las Empresas Sociales del Estado con las cuales se contrata el PIC, el proceso deberá estar liderado por la coordinación de Gestión Local, jefatura de Planeación de la ESE y Coordinación PIC y contar con el apoyo constante del o la Gerente de la ESE cuyo papel es protagónico en los espacios de concertación política locales como el Consejo Local de Gobierno, el Consejo Local de Política Social, el Consejo de Planeación Local, la Junta Administradora Local y el Equipo Conductor de Gestión Social Integral Local, que se convierte en el motor de la construcción de la red promocional de salud a nivel local.

Por esta razón, la coordinación del componente debe asegurar el desarrollo de reuniones internas con su equipo de trabajo y de reuniones con otras coordinaciones del PIC y responsables del POS en las reuniones de la Red Promocional para la CVS de la ESE.

El objetivo del proceso de seguimiento y evaluación es mejorar la eficacia, efectividad y organización del componente de Gestión Local de la Salud. Incluye el seguimiento a las metas del componente y a las actividades programadas durante las distintas fases del trabajo de planificación que se coordina con el nivel distrital. Ayuda a que se siga una línea de trabajo, y además, permite poder cumplir con los informes mensuales que deben ser entregados a la coordinación Distrital del componente. El seguimiento se realizará sobre el cumplimiento del plan y cronograma de trabajo que elaboren y ejecuten los equipos de GL, recogiendo los lineamientos del componente emanados de la SDS.

Para la evaluación, los equipos locales de Gestión Local deben realizar un informe mensual con un análisis DOFA de los procesos y estrategias de trabajo para ajustar lo que no este funcionando adecuadamente, lo que implica la entrega de un solo informe mensual simple y acumulado y un consolidado semestral y anual de los desarrollos del proceso de Gestión Local (Ver ficha técnica 1B. COORDINACIÓN SEGUIMIENTO, EVALUACIÓN Y MONITOREO.)


Respuesta integradora 2: Desarrollo de prácticas para la apropiación conceptual:

El componente de Gestión Local de la Salud pretende, generar transformaciones en la forma de comprender, entender y vivir la realidad llevando a actuar conjuntamente en procesos de organización social y configurarse como el marco de referencia para la toma de decisiones locales. Se requiere participar en la elaboración de los diagnósticos locales, realizar lecturas contextuales (con base en información coloquial y científica), generar la visualización de imaginarios colectivos, familiares e individuales, para pensar, comprender y actuar en torno a las acciones de mayor impacto para satisfacer las necesidades de calidad de vida e incidir en los procesos de determinación social de los mismos, compartiendo miradas y produciendo un nuevo conocimiento que sustente el accionar local a favor de la salud de los grupos sociales en la localidad. Para ello es indispensable re-pensar la práctica a partir del pensamiento político-estratégico, cómo se piensan las propuestas para que sean viables, cómo se forma un pensamiento estratégico, quiénes son los actores sociales que deben decidir y brindar un aporte a la perspectiva de crecimiento del poder social.

Implica, discutir el modelo organizativo que mejor permita integrar a todos los actores, a todas las áreas y a todos los sectores, evaluar los medios para desarrollar y mejorar el conocimiento que cada actor tiene de los otros actores; así como de los canales de comunicación.

Con base en el lineamiento de la SDS (ver ficha técnica 1.C FICHA TÉCNICA APROPIACIÓN CONCEPTUAL Y ASISTENCIA TÉCNICA), la Coordinación de Gestión Local junto con su equipo de trabajo debe definir un plan de apropiación conceptual para todo el equipo de GL, para los y las profesionales de la ESE y para los equipos intersectoriales, como parte de este proceso se debe construir una caja de herramientas, que apoye la gestión del conocimiento y la operación de todas las acciones del componente.


Respuesta integradora 3: Análisis de la determinación social de la salud y la calidad de vida para la orientación de políticas públicas:

La coordinación del Componente de Gestión local de la salud, debe realizar un plan de trabajo conjunto con Vigilancia en Salud Pública para apoyar la lectura de necesidades y propuestas de intervención para los 88 territorios de GSI en el ASIS local, además de apoyar la aplicación de metodologías como: Lectura de Necesidades, Narrativas Territoriales y Cartografía Social entre otras y realizar el análisis de dicha información cualitativa (ver FICHA TECNICA DE ASIS del Componente de Vigilancia en Salud Pública).

Con base en la ficha técnica de la SDS para esta respuesta integradora, el referente del Componente de Gestión Local para el proceso de ASIS será responsable de la elaboración del documento de aporte a la construcción del Análisis de Situación de Salud y en conjunto con el referente de VSP deberá liderar la definición de prioridades de acción para mejorar la calidad de vida y salud de la población en los 88 territorios sociales y la elaboración de los 88 planes territoriales definidos y desarrollados en las competencias de la SDS.

Cabe recordar que el ordenador de la lectura de las necesidades sociales son las poblaciones en los territorios sociales y esta lectura de necesidades debe realizarse desde el análisis integrado de las problemáticas de los proyectos de desarrollo de autonomía y de las transversalidades para operar en los ámbitos, teniendo en cuenta el análisis de determinantes sociales y la construcción transectorial.


Respuesta integradora 4: Movilización social e institucional para mejorar la calidad de vida y salud a través del fortalecimiento de espacios locales para la construcción de políticas públicas para la salud y respuestas integrales:

Se refiere a la movilización de actores sociales e institucionales cuya participación y/o acción es necesaria, para lograr posicionar las políticas para el mejoramiento de la calidad de vida y salud; esta movilización, debe expresarse en la concertación de agendas sociales locales y territoriales, que sean asumidas por el gobierno local, para generar compromisos de políticas, respuestas, alianzas, legitimidad y recursos con el fin de mejorar las condiciones de vida y salud de la población.

El conocimiento que se produce en el ASIS apoya la negociación política y dota a los responsables de este proceso de mejores referentes interpretativos, de competencias y de habilidades para un ejercicio más comprensivo y global y eficaz de su protagonismo social.

Las acciones que se desarrollen en esta categoría deben generar y fortalecer procesos de participación y organización social e institucional a través del trabajo en espacios de coordinación intersectorial tales como Consejos, comités y mesas locales, así como lograr la integración de las acciones que se requieren para el desarrollo de la gestión integral de la salud en lo local, el apoyo a la formulación de políticas y planes de acción de políticas para la salud, implementación y puesta en marcha de acciones conjuntas y complementarias en una perspectiva integral en calidad de vida, donde se busca en primer lugar la articulación para ordenar la respuesta de todas las instancias institucionales de la ESE y, la SDS en lo local.

La Coordinación de Gestión Local debe liderar el desarrollo de agendas sociales locales y por territorios de GSI (con la participación de su equipo de trabajo, la articulación del trabajo de la ESE y la coordinación transectorial) que orienten la definición de estrategias de trabajo sectoriales e intersectoriales para los temas priorizados con base en el trabajo transectorial en el marco del desarrollo de la estrategia de GSI, (Ver ficha técnica 1 A. CONSTRUCCIÓN DE AGENDAS SOCIALES) que deben concretarse en planes de trabajo por territorios de GSI concertados intersectorialmente y con la comunidad.

COMPONENTE 2: Operación en ámbitos de vida cotidiana

De manera particular el componente de ámbitos de vida cotidiana es un desarrollo conceptual de la Secretaria Distrital de Salud desde la Estrategia Promocional de Calidad de Vida y Salud. Este concepto se basa en la compresión teórica de territorios sociales como una construcción social que trasciende el espacio físico.

El territorio social se organiza a partir del reconocimiento de sujetos con características específicas, que definen su naturaleza biológica, económica, social y política y establecen relaciones entre ellos y es el espacio en donde se desarrollan procesos que organizan la vida social, por lo tanto se construye histórica y socialmente. Se reconoce que a partir de la interacción entre los sujetos, las relaciones y los procesos en los ámbitos de vida cotidiana surgen las necesidades sociales, entendidas éstas como la insatisfacción de los derechos sociales. Ya que en los territorios sociales convergen en forma simultánea diferentes escenarios de la vida cotidiana como la familia, los centros educativos, los escenarios de trabajo, los procesos comunitarios, y distintos tipos de instituciones, se constituyen los ámbitos como expresión de las características y relaciones particulares que según la función y el contexto social desarrollan los sujetos.

Tanto el componente de Gestión Local de la salud como el de Vigilancia en Salud Pública tienen un papel preponderante en el tema de orientar las intervenciones para afectar positivamente los determinantes de calidad de vida y salud de la población, el componente que opera las acciones sobre los grupos poblacionales o individuos es el de la Operación en ámbitos de vida cotidiana, sin olvidar que en algunos eventos de salud pública, vigilancia realiza también intervenciones directas las personas.

Así los ámbitos de vida cotidiana, entendidos como los responsables de diseñar y operar respuestas integrales a las necesidades sociales, que despliegan su hacer en las siguientes categorías:

  • Gestión del Ámbito: Recoge el ciclo de Analizar, Planear, Hacer, Verificar, Actuar. Incluye las acciones de coordinación técnica, administrativa y operativa del ámbito, los procesos de articulación de respuestas integrales (en coordinación con el componente de Gestión Local y VSP), Construye colectivamente por territorio el análisis de situación de salud y calidad de vida del ámbito, seguimiento y monitoreo a los indicadores de proceso y resultado.
  • Acciones de Promoción de la Autonomía: Categoría de acción central para el ámbito comunitario, dado que promueve el empoderamiento de las personas para la exigibilidad del derecho a la salud, que genera una incidencia directa para la afectación de los determinantes estructurales. Se plantean como acciones de esta categoría: las acciones de abogacía, organización y fortalecimiento de la acción comunitaria (representatividad y control social). Incluye las acciones de Promoción de la Salud.
  • Acciones de Protección de la Autonomía: Categoría de acción central para los ámbitos, escolar, familiar, laboral, IPS e Institucional, ya que tienden a afectar determinantes intermedios y proximales, con intervenciones orientadas a conservar y proteger la capacidad funcional y social de los sujetos y colectivos, con el fin de de abordar las exposiciones a los riesgos. Al interior de esta categoría, se despliegan las acciones de prevención primaria desde lo colectivo e individual (información, educación y comunicación para la salud).
  • Acciones de Recuperación y Restitución de la Autonomía: Categoría de acción central para los ámbitos, escolar, familiar, laboral, IPS e Institucional, que incide en los determinantes intermedios y proximales, dado que atiende las consecuencias de los daños desde una perspectiva integral de las mismas (biológicas, psicológicas, sociales y jurídicas), con el fin de reorientar los servicios de salud y de otros sectores. Se reconocen como acciones de esta categoría las relacionadas con: la Prevención Secundaria (intervenciones de identificación precoz y tratamiento oportuno), canalización a posibles respuestas (sectoriales, intersectoriales u otras), el seguimiento a procesos de referenciación y acciones complementarias al Plan Obligatorio de Salud.


Ámbito familiar

El ámbito familiar se identifica como una representación de un territorio social, el cual se define como un espacio social donde transcurre la vida cotidiana de personas de diferente o del mismo sexo, con hijos o sin ellos, unidas por una relación de consanguinidad, parentesco, adopción o afecto. En este espacio social se establecen vínculos de apoyo emocional, económico, de cuidado o de afecto entre individuos que comparten domicilio o residencia o lugar de habitación de manera habitual.

Desde el año 2004 se viene implementado en el distrito capital un programa de enfoque familiar y comunitario, que inicialmente se denominó “Salud al Hogar” y actualmente se conoce como “Salud a su Casa basado en la APS y orientados desde la EPCVyS”. La implementación de estos programas se inició en territorios específicos, de mayor vulnerabilidad como una acción que se requería en manera urgente, para tratar de adelantar acciones en ejercicio del principio de equidad.

En sus desarrollos actuales este programa se ha constituido en la puerta de entrada al SGSSS y al sistema de protecciones sociales de la ciudad para la población con mayor vulnerabilidad de la ciudad y ha buscado organizar la respuesta, del sector y de otros sectores antes las necesidades identificadas en las familias que hacen parte de este programa.

Objetivo General

Aportar al mejoramiento de la calidad de vida y salud de las familias mediante respuestas integradas e integrales que afecten positivamente los determinantes sociales, y que promuevan el ejercicio de sus derechos, a través de procesos de ciudadanía en salud, entornos, prácticas protectoras de la salud y la calidad de vida, y acciones afirmativas de restitución social de derechos de las familias del distrito capital.

Objetivos Específicos

  1. Identificar y comprender la situación de salud y calidad de vida de las familias a partir de una lectura integral de necesidades participativa de las familias en los microterritorios con perspectiva de ciclo vital y familiar que aporte a la construcción conocimiento social.
  2. Diseñar e implementar respuestas integradas e integrales desde el sector salud y otros sectores con participación social que permitan avanzar en la afectación positiva de los determinantes sociales del proceso salud enfermedad y de calidad de vida de las familias
  3. Promover la participación social de las familias en los procesos propios del ámbito para fortalecer su capacidad de movilización social frente a procesos respuesta a las necesidades y el mejoramiento de su entorno que incidan en la afectación positiva de los determinantes salud y calidad de vida, favoreciendo el ejercicio de sus derechos.
  4. Promover en la familia una cultura democrática que favorezcan relaciones protectoras a su interior y hacia sus redes primarias.
  5. Realizar procesos de gestión integral que permita, el seguimiento, monitoreo la mejora continua del desarrollo del programa

Las categorías y respuestas integradoras de este ámbito son:

Categoría 1: Gestión integral del ámbito

  • Respuesta integradora 1: Gestión del ámbito

Categoría 2: Promoción de la autonomía

  • Respuesta integradora 2: Estrategia de participación social en los microterritorios
  • Respuesta integradora 3: Caracterización, medición de vulnerabilidad, actualización de novedades en las familias.
  • Respuesta integradora 4: Promoción de entornos, hábitat y calidad de vida

Categoría 3: Protección de la autonomía

  • Respuesta integradora 5: Análisis riesgos en salud, prevención y canalización a servicios
  • Respuesta integradora 6: Promoción de prácticas favorables para la salud

Categoría 4: Restitución de la autonomía

  • Respuesta integradora 7: Protección e inclusión social de las familias


Respuesta integradora 1: Gestión del ámbito:

La gestión integral del ámbito familiar recoge la perspectiva de gestión desde lo social y de los procesos administrativos. En lo local es liderada por la coordinación del ámbito y permanentemente recogerá el ciclo de planear, hacer, verificar y actuar y desarrollará procesos de coordinación técnica, operativa y administrativa del ámbito.


Respuesta integradora 2: Estrategia de participación social en los microterritorios:

El proceso de construcción de participación y ciudadanía en nuestro contexto, requiere de la constitución y re-creación de escenarios y condiciones para que efectivamente esta logre darse en una perspectiva tal que supere los marcos instrumentales y fragmentados que le son comunes. Es proceso de doble vía en donde la participación es una condición indispensable en el desarrollo de la una perspectiva promocional de calidad de vida y salud al tiempo que esta perspectiva fortalece el desarrollo de una participación liberadora y constructora de sujetos autónomos [15].

Reconociendo que la participación ciudadana es un derecho que le permite a los ciudadanos incidir en la materialización de los demás derechos, se pretende desde el ámbito familiar aportar significativamente a los procesos de participación en los microterritorios, que se relacionen y articulen a la gestión territorial en las localidades en el marco de la Gestión Social Integral (GSI).

Dado la GSI busca fomentar la integración de esfuerzos y recursos entre el Estado y la Sociedad Civil, a través de la promoción de la participación ciudadana en el mejoramiento de la calidad de vida, para lo cual deberán consolidarse espacios de articulación y decisión de actores institucionales y ciudadanos, donde la dinámica desarrollada desde el ámbito familiar debe permitir una relación entre las demandas, las necesidades y las aspiraciones ciudadanas con la construcción y puesta en marcha de las políticas públicas en los microterritorios sociales para las familias del programa de Salud a Su Casa.


Respuesta integradora 3: Caracterización, medición de vulnerabilidad, actualización de novedades en las familias:

En el programa Salud a su Casa se desarrollan diferentes procesos para plantear los planes de acción familiar y su seguimiento. En ese sentido la puerta de entrada de la familia una vez esta se encuentre en el microterritorio, es el diligenciamiento de la ficha de caracterización, la cual recoge información del entorno, la vivienda, la familia, y de los individuos que la conforman; con esta información se planean las actividades promocionales, preventivas y asistenciales que requieren las familias. Una vez las familias hallan sido intervenidas esto se registra en el modulo de seguimiento de APS en línea a através de códigos de seguimientos creados para tal fin, este módulo a su vez tiene códigos para ingresar nuevas características o condiciones de las familias, por ejemplo una nueva mujer gestante en el núcleo familiar entre otros. De manera paralela el programa ha venido trabajando el desarrollo de una escala de vulnerabilidad que permita priorizar la intervención en las familias a diferentes escalas temporales, sin embargo a pesar de que se cuenta con avances significativos aún no se considera un proceso terminado que requiere revisión.


Respuesta integradora 4: Promoción de entornos, hábitat y calidad de vida:

En este respuesta integradora se desarrolla de manera central la Estrategia de Entornos Saludables (EES) que es concebida como mecanismo para contribuir a la seguridad humana, el desarrollo humano sustentable y la equidad en salud, mediante acciones que influyan sobre los determinantes de la salud bajo esquemas operativos, participativos y organizados, alrededor de entornos específicos, como la vivienda, la escuela y lugares de trabajo, y bajo enfoques que privilegian a la familia y la comunidad. Articulando intervenciones, seguridad alimentaria y nutricional, trabajo y actividad física en relación a la ocupación y uso de espacios y tiempo de las familias.


Respuesta integradora 5: Análisis riesgos en salud, prevención y canalización a servicios:

La identificación, prevención y manejo de riesgos en el ámbito familiar es una respuesta que integra la acción de los diferentes PDA, TVS y Estrategias, con énfasis en la prevención, en la cual se parte del análisis la información detallada de las viviendas, las familias y de sus integrantes obtenida mediante la caracterización o actualización de novedades, con el fin de identificar las condiciones de vida y salud de los individuos y sus familias, así como las condiciones del entorno inmediato (vivienda) que implican situaciones o condiciones de riesgo, fragilidad, o vulnerabilidad hacia la presentación de eventos negativos en salud, con el fin de programar y ejecutar de forma conjunta con la familia las interacciones que permitan anticipar, mitigar o eliminar dichos riesgos


Respuesta integradora 6: Promoción de prácticas favorables para la salud:

En esta línea de respuesta integrada se realizará un énfasis en acciones formativas desde procesos pedagógicos y comunicativos que estén orientados a la búsqueda del ejercicio de la autonomía [16]. Reconociendo que las familias son una de las formas esenciales de organización social determinadas históricamente en donde se construye social y culturalmente la filiación y el afecto y en donde se desarrollan procesos de socialización que se fundamentan a su vez en los valores establecidos en su interior, esta línea de respuesta integrada está orientada a construir con los sujetos, a partir de su realidad y de sus contextos, escenarios para identificar las potencialidades y las capacidades en el marco de sus condiciones de vida.

Desde una visión de construcción social de la Calidad de Vida se busca el reconocimiento del sujeto como un sujeto de poder capaz de cambiar y proyectar la vida en ejercicio de sus autonomia. En esta medida, se reconoce su experiencia vital y su saber como parte importante en el desarrollo del proceso. Desde el desarrollo de este nodo de respuesta integrada se busca el sujeto reconozca sus capacidades y potencias y las encamine a transformar / afectar determinantes de la salud y sus condiciones de vida, en procura de desarrollar prácticas cotidianas hacia el cuidado, la protección bienestar propio y de su familia y su entorno. En este marco el sujeto se va transformando en la medida en que transforma su realidad y es capaz de intervenirla.

De igual forma la acciones de promoción de prácticas favorables para la salud se articularán de manera integrada las intervenciones ordenados por etapa de ciclo vital de los PDA de salud oral, salud sexual y reproductiva, salud mental y trauma, crónicas, transmisibles, orientadas hacia ciclo y vital individual y familiar, que busquen construir habilidades y competencia en la familiar que generen prácticas sociales familiares que les permita el cuidado y protección de su salud y el entorno próximo en una perspectiva ecoambiental y de medicina tradicional.

Esta intervención cierra con la promoción de dinámicas organizativas comunitarias en la intención de redes primarias comunitarias entendiendo que un asunto central en el desarrollo social han sido los procesos de organización humana. En la actualidad este tema se coloca en la discusión de cómo romper jerarquia, generar solidaridades colectivas como redes de apoyo social o redes sociales centradas en proceso de comunicación. En una perspectiva de construir autonomía política de las familias es generar procesos que permitan el desarrollo de prácticas sociales que potencien la acción social desde una dinámica autónoma, flexible, dinámica que construya vinculos que construyan alternativas de protección según las condiciones de vida de las familias.


Respuesta integradora 7: Protección e inclusión social de las familias:

Esta línea de respuesta integrada se centra en proceso de restitución del derecho a la salud y de inclusión social de grupo poblacionales con inequidades y desigualdades sociales. Las acciones en esta línea tendrán un énfasis en seguimiento a la canalización a servicios que atiende consecuencias de los daños en salud desde una perspectiva integral de las mismas (biológicas, psicológicas, sociales y jurídicas) y a asistencia social con el fin de reorientar los servicios de salud y de otros sectores.

De igual forma se tienen en cuenta en esta línea acciones de claves desde el sector salud relacionadas con: la prevención secundaria (intervenciones de identificación precoz y tratamiento efectivo), canalización a posibles respuestas (sectoriales, intersectoriales u otras), el seguimiento a procesos de referenciación y acciones complementarias al Plan Obligatorio de Salud.

Reconociendo que las acciones de esta linea para el ambito, realizan la visibilización de problemas que requieren complementarse con un proceso de gestión y abogacía, es necesario que las intervenciones relacionadas se articulen con la gestión del ámbito propio, así como con la categoría la gestión del ámbito IPS para la coordinación de la respuesta sectorial y con el componente de gestión local para la respuesta intersectorial, con el fin de incidir en los modos de atención, sectorial, intersectorial y transectorial.

Esta línea de intervención le apunta a acciones de restitución de la autonomía de la familia que incluye los procesos y acciones diseñadas para restituir la autonomía de los sujetos individuales y colectivos en el territorio. Recoge las acciones para abordar las consecuencias de los problemas con una configuración integral de los mismos (biopsicosociales) y con base en una perspectiva de derechos. Esta categoría incluye las Intervenciones de los Proyectos de Desarrollo de Autonomía y transversalidades para la restitución de los derechos vulnerados en la familia como sujeto colectivo y en los individuos como integrantes de la misma, de acuerdo a la etapa de ciclo vital en la que se encuentren, con énfasis en el derecho a la salud.

Ámbito escolar

Por ámbito escolar se entienden aquellos espacios sociales institucionalizados que poseen una organización y dinámica propia y que tienen la función social de educar a los ciudadanos y ciudadanas en las diferentes etapas del ciclo vital. El ámbito escolar es un escenario potencial para la integración de políticas públicas y programas de promoción de la calidad de vida, por tratarse de un espacio social donde confluyen familias, redes de servicios, necesidades sociales y propuestas de desarrollo integral para la infancia y la juventud. Atendiendo a las distintas etapas de ciclo, el ámbito escolar desarrolla acciones propias del PIC en tres escenarios: jardines infantiles, escuelas/colegios, e instituciones de educación superior.

Objetivo general

Concertar y desarrollar intersectorialmente acciones que permitan a las comunidades educativas del Distrito establecer una cultura de la promoción de la calidad de vida mediante el modelo de Instituciones Educativas Promotoras de Salud en las que se construyen, o fortalecen, procesos integrales de gestión, promoción, preservación y restitución de la autonomía individual y colectiva de la población escolar con el fin de afectar positivamente los determinantes sociales de su calidad de vida y salud.

Objetivos específicos

  1. Fortalecer las relaciones intersectoriales que permitan al programa ámbito escolar desarrollar acciones promocionales, preventivas y restitutivas de salud escolar, que cuenten con la participación de los actores y sectores, sociales, comunitarios e institucionales.
  2. Estructurar acciones de promoción de la salud, mediante la concertación, el diseño y la implementación de iniciativas pedagógicas, didácticas, lúdicas y recreativas que incidan de manera efectiva en la vida cotidiana de las instituciones educativas.
  3. Desarrollar acciones para la identificación, atención y seguimiento de los problemas de salud que interfieren las condiciones de aprendizaje de la población escolar y preescolar del distrito, favoreciendo y facilitando el acceso a servicios de salud.


Las categorías y respuestas integradoras de este ámbito son:

Categoría 1: Gestión integral del ámbito

  • Respuesta integradora 1: Gestión del ámbito

Categoría 2: Promoción de la autonomía

  • Respuesta integradora 2: Políticas Escolares Saludables y habilidades y competencias para la acción.

Categoría 3: Protección de la autonomía

  • Respuesta integradora 3: Acciones para el Mejoramiento de entorno social de la institución educativa.
  • Respuesta integradora 4: Acciones para el Mejoramiento el entorno físico de la institución educativa.

Categoría 4: Restitución de la autonomía

  • Respuesta integradora 5: Acciones para facilitar el acceso a redes de servicios de salud, bienestar social y soporte comunitario


Respuesta integradora 1: Gestión del ámbito:

El proceso de gestión distrital del ámbito escolar incluye la coordinación técnica y operativa, para la generación de respuestas integrales con las comunidades educativas, frente a las problemáticas y necesidades identificadas de manera conjunta, con base en acuerdos establecidos entre el sector salud y los sectores de Educación, Integración Social y Bienestar Familiar. La concertación con estos sectores en el nivel distrital resulta de vital importancia, dado que permite un involucramiento integral de las instituciones educativas desde los entes que orientan sus políticas, así como establecer compromisos claros para el desarrollo de las acciones en el nivel local.


Respuesta integradora 2: Políticas Escolares Saludables y habilidades y competencias para la acción:

Una política de salud escolar es el medio por el cual se materializa la posición y la voluntad de la institución educativa frente a los temas priorizados de interés en salud pública, y para su adecuada implementación es necesario que se generen iniciativas sostenidas de producción de materiales físicos y virtuales. Se refiere a todas las acciones concertadas y orientadas a la definición de prácticas que promuevan la salud y el bienestar dentro de la institución educativa, acompañada de la gestión e incidencia en los mecanismos propios de las comunidades educativas para que los y las estudiantes incorporen conocimientos, realicen experiencias adecuadas a su etapa de ciclo vital, así como de las características propias de su identidad-diversidad, situación-condición, que les permitan adquirir competencias a la hora de actuar para mejorar su salud y su bienestar, los de otras personas en su comunidad y fuera de ella, y mejorar sus resultados académicos; así como reconocer signos de alarma de enfermedades o problemas relacionados con la Calidad de Vida y Salud de niños, niñas, adolescentes y jóvenes. Se enfatiza en la ampliación de competencias de las y los docentes como agentes pedagógicos para la incorporación de la perspectiva promocional y temas específicos de Calidad de Vida y Salud en los planes de aula y proyectos pedagógicos.


Respuesta integradora 3: Acciones para el mejoramiento del entorno social de la institución educativa:

Se entiende entorno social de la institución educativa como el conjunto de roles, funciones y normas que determinan las relaciones entre los actores que confluyen en el ámbito escolar, que se abordan concertadamente para fortalecer la convivencia escolar, mediante acciones concretas y sistemáticas, acordes con las políticas escolares priorizadas por la Institución Educativa Promotora de Salud.

El mejoramiento del entorno social se comprende desde la perspectiva de derechos y de inclusión social, a partir de las formas de subjetividad que se producen desde la institución educativa y potencian el ejercicio de la autonomía y la capacidad de transformación del ámbito escolar, reconociendo las potencialidades y habilidades con que cuenta la comunidad educativa. El énfasis de esta respuesta integradora es la construcción de relaciones solidarias y colaborativas entre actores de la comunidad educativa y del entorno social comunitario, trabajando en el fortalecimiento de competencias sociales, habilidades para la vida y concertación de acuerdos entre actores de la comunidad educativa y del entorno social comunitario, para la transformación de los ambientes físicos y sociales.


Respuesta integradora 4: Acciones para el mejoramiento del entorno físico de la institución educativa:

Siguiendo la definición de la OMS, el entorno físico se refiere a los edificios, terrenos, espacios de juego y equipamientos en el recinto escolar y alrededores: el diseño y la ubicación del edificio, la provisión de luz natural y de suficiente sombra, la creación de espacios para el ejercicio físico y de instalaciones para la actividad docente y para una alimentación saludable. Se refiere también a: las instalaciones básicas, al mantenimiento y las instalaciones sanitarias para impedir la transmisión de enfermedades; disponibilidad de agua potable, de aire limpio, y a la ausencia de contaminantes medioambientales, biológicos o químicos perjudiciales para la salud en el entorno de la institución educativa [17]. Para contribuir en el propósito de fomentar en la institución la construcción de ambientes saludables para toda la comunidad educativa, se consideran conjuntamente las dimensiones, física y psicosocial del tema, por tanto un entorno físico saludable es aquel que también promueve las relaciones interpersonales positivas y armoniosas, basadas en los derechos humanos, libres de discriminación, agresión, violencia, alcohol, tabaco y otras drogas.


Respuesta integradora 5: Acciones para facilitar el acceso a redes de servicios de salud, bienestar social y soporte comunitario:

La prestación de servicios de salud y alimentación a niños, niñas, adolescentes y jóvenes, debe partir de procesos claramente definidos de identificación de alteraciones de salud que requieran atención oportuna y apropiada. En el ámbito escolar la respuesta integradora de Acceso a Redes de Servicios de Salud, Bienestar Social, y Soporte Comunitario consiste de una parte, en desarrollar, de forma integral los componentes que permiten respuestas directas de los equipos de salud, en los casos en que sea necesario y esté dentro de su competencia. De otra parte, en aplicar procedimientos para que el programa facilite y promueva la canalización efectiva a los servicios, estrategias o programas a que corresponda. La acción integral requiere de la aplicación de rutas de respuesta que permitan dar cuenta del proceso de identificación, canalización, seguimiento y retroalimentación de casos. El vínculo entre la escuela y los servicios de salud, permitirá fortalecer los factores protectores de la salud, prevenir los de riesgo y garantizar la vigilancia del estado nutricional de las comunidades educativas.

Ámbito comunitario

El Ámbito Comunitario se entiende como aquellos escenarios de la vida cotidiana de las personas en los que se desarrollan las diferentes expresiones organizativas comunitarias que manifiesten interés, voluntad u orientación hacia la reflexión y acción sobre las realidades locales en salud. La respuesta del Ámbito Comunitario -como una instancia institucional del sector salud del Distrito- requiere la presencia de unas condiciones mínimas en el territorio que permitan el surgimiento de expresiones organizativas y el empoderamiento comunitario proyectados a la transformación positiva de las realidades en salud. Así, la respuesta del Ámbito debe traducirse, en el largo plazo, en la afectación positiva del nivel más general de la determinación social que favorezca el escenario de las opciones y oportunidades que los diferentes contextos le brindan a los sujetos para que generen proyectos de vida saludables. En el mediano y corto plazo, debe traducirse en la afectación de los niveles particulares y singulares que median en el proceso salud-enfermedad, particularmente en el desarrollo de habilidades y competencias de los sujetos y los colectivos para reflexionar y ejercer una agencia activa en salud.

Con el fin de alcanzar este propósito, el Ámbito Comunitario realiza acciones de gestión, promoción, protección y restitución de la autonomía y se estructura a partir de tres Respuestas Integradoras las cuales son criterios de ORDENAMIENTO del proceder del Ámbito (PDA y Transversalidades) en los territorios sociales.

Objetivo general

Fomentar la inclusión social en salud y la construcción de entornos saludables a partir del reconocimiento y fortalecimiento de las dinámicas de organización comunitaria, con un enfoque poblacional y territorial, por medio de acciones de promoción, protección y/o restitución de la autonomía, expresada en Intervenciones Promotoras de Calidad de Vida y Salud en los territorios sociales.

Objetivos específicos

  1. Fortalecer procesos organizativos de base comunitaria (redes sociales, grupos y organizaciones), en los territorios, a través de respuestas integradoras que promuevan el ejercicio de la ciudadanía en salud, desde el reconocimiento de las problemáticas y potencialidades comunitarias.
  2. Fortalecer procesos de reflexión crítica y agencia de los sujetos, para el ejercicio de una ciudadanía activa en salud a través del desarrollo de habilidades y competencias.
  3. Potenciar la agencia de los sujetos y las colectividades para la exigibilidad de derecho a la salud y la disminución de inequidades en poblaciones particulares que se encuentren en condiciones de fragilidad social.


Las categorías y respuestas integradoras de este ámbito son:

Categoría 1: Gestión integral del ámbito

  • Respuesta integradora 1: Gestión del ámbito

Categoría 2: Promoción de la autonomía

  • Respuesta integradora 2: Salud y Convivencia comunitaria
  • Respuesta integradora 3: Salud Materno Infantil Comunitaria

Categoría 3: Protección de la autonomía

  • Respuesta integradora 2: Salud y Convivencia comunitaria
  • Respuesta integradora 4: Entornos Comunitarios Saludables

Categoría 4: Restitución de la autonomía

  • Respuesta integradora 2: Salud y Convivencia comunitaria

(en el caso del ámbito comunitario algunas intervenciones integradoras se inscriben en varias categorías)


Respuesta integradora 1: Gestión del Ámbito:

La gestión del ámbito Comunitario se compone de tres procesos estratégicos: Referencia del Ámbito Comunitario, Grupos Gestores Comunitarios e Implementación y acompañamiento de la Estrategia de Comunidades Saludables. Éstos son los encargados, en las veinte localidades del Distrito Capital, de direccionar, dinamizar y acompañar procesos que propendan por el reconocimiento y fortalecimiento de aquellas expresiones organizativas en los territorios sociales que tengan potencialidad, orientación e interés en la transformación positiva de las realidades locales en salud. Esto, desde un enfoque integral y participativo que promueva la reflexión critica y la acción efectiva de los sujetos y sus colectividades para la exigibilidad del Derecho a la Salud y el mejoramiento de su propia calidad de vida y salud.

Así, la gestión del ámbito comunitario debe pensarse a nivel comunitario, a nivel interno del ámbito, a nivel de la institución y a nivel sectorial y transectorial, desarrollando acciones tanto en la esfera administrativa como en la esfera técnica que permitan avanzar en la construcción de respuestas coherentes con el territorio social y con sus dinámicas organizativas. Como requisito indispensable para el desarrollo de la respuesta del Ámbito, desde la Gestión se debe implementar -de manera permanente- el Sistema de información, monitoreo y evaluación de Comunidades Saludables (SICOMSA) de forma tal que se lleve a cabo el acompañamiento constante a la respuesta y el balance del impacto de ésta.


Respuesta integradora 2: Salud y Convivencia comunitaria:

Esta respuesta integradora comprende acciones colectivas en y para la diversidad funcional, cultural y de identidad, orientadas hacia la inclusión social y la salud integral de los sujetos y las sujetas mediante el desarrollo de intervenciones promotoras de calidad de vida y salud en los territorios sociales priorizados. Dichas acciones se implementan en coherencia con el enfoque poblacional (ciclo-generación, identidad-diversidad, situación-condición, género), de desarrollo humano, enfoque diferencial y la perspectiva de género como elementos constitutivos transversales del accionar del ámbito, los Proyectos de Desarrollo y Autonomía (PDA) y Transversalidad (TVS).

La respuesta tiene como centro de su accionar las personas en todas las etapas del ciclo vital y acorde a su género, en diversidad de condiciones, situaciones, procesos identitarios y necesidades; desde una mirada del reconocimiento de la diversidad, prestando especial atención a aquellas que han experimentado o experimentan una situación de fragilidad social, exclusión, discriminación, violencia y vulneración de sus derechos debido a las barreras físicas, actitudinales, institucionales, sociales, culturales, económicas y políticas que restringen su acceso equitativo a los bienes y servicios de la sociedad (población con discapacidad, grupos étnicos, en situación de desplazamiento, población LGBTI, habitante de la calle, personas en situación de prostitución, adolescentes, jóvenes y personas mayores). Así como, el derecho a: oportunidades de desarrollo; al reconocimiento, ejercicio y garantía de sus derechos, a la construcción de su proyecto de vida y otros aspectos que influyen de manera importante en su salud integral y calidad de vida.

La intervención responde a las categorías de restitución, protección y promoción de la autonomía, porque: dinamiza acciones que identifican y transforman representaciones, subjetividades y dinámicas sociales; que aportan a que las personas fortalezcan y construyan habilidades y competencias que permitan transformar las relaciones de poder que median en las formas en que viven su vida cotidiana y construyen sus proyectos de vida; y de manera importante, fortalecen redes sociales, institucionales y comunitarias que actúan en la garantía del derecho a la salud, identifican, comprenden, potencian y fortalecen procesos de empoderamiento comunitario reconociendo las características y dinámicas propias de las personas que habitan y transitan los diferentes territorios sociales tejiendo una red comunitaria de relevancia en el comportamiento colectivo.


Respuesta integradora 3: Salud Materno Infantil Comunitaria:

En el marco de la respuesta integradora del ámbito comunitario definida como salud materna infantil, esta busca mejorar las condiciones a nivel comunitario para la calidad de vida y salud de las mujeres gestantes los niños y las niñas menores de 5 años a través de los siguientes procesos: identificación, canalización efectiva y demanda inducida de mujeres gestantes, lactantes, niños y niñas menores de 5 años sus familias y cuidadores y cuidadoras, hacia los servicios de salud, activación de procesos organizativos y comunitarios a través del trabajo en red social, así como el fortalecimiento de las habilidades, competencias y oportunidades de actores sociales, teniendo en cuenta el enfoque poblacional, incorporando estrategias de tipio formativo, informativo, y de movilización social para el empoderamiento comunitario. Este trabajo implica un desarrollo coordinado, articulado y concertado con los diferentes actores, sectores públicos y privados del ámbito local y distrital, así como el desarrollo de competencias metodológicas y pedagógicas en el nivel local, reconociendo las construcciones aportadas por las diferentes estrategias en salud materna infantil ( IAMI – AIEPI- SAN, Salud oral y la red social materna infantil).


Respuesta integradora 4: Entornos Comunitarios Saludables:

La respuesta integradora busca promover procesos de participación comunitaria y fortalecimiento del sujeto político para su empoderamiento y generación de cambios; desde el reconocimiento de cada etapa de ciclo vital, condición o situación e identidad, en los contextos urbanos y rurales; a través del desarrollo de intervenciones promotoras de calidad de vida y salud, que faciliten la apropiación y transformación positiva de los espacios sociales y prácticas favorables a la calidad de vida y salud en los territorios sociales priorizados.

En este sentido, los programas TU VALES, Muévete Comunidad y la Estrategia de Entornos Saludables, se plantean como respuesta integradora incluyendo procesos de alimentación, actividad física y de mejoramiento de la seguridad sanitaria y ambiental, orientados con el enfoque socio-ecológico y teniendo como enlace los componentes de información, comunicación, educación y soporte social.

Ámbito laboral

El ámbito laboral se define como el territorio social donde transcurre la vida cotidiana de las personas en la realización de actividades económicas con fines productivos tanto en la economía informal como formal. En él se expresan relaciones con características particulares, que lo determinan y que son comunes a todos los actores que lo habitan.

El alcance del ámbito laboral es entonces, aportar al mejoramiento de la calidad de vida de los y las trabajadoras del Distrito con énfasis a los pertenecientes a la denominada economía informal, promoviendo el control de los determinantes intermedios (condiciones de trabajo riesgosas, hábitos de trabajo inseguros, desconocimiento de las prácticas seguras de trabajo, entre otros) de la salud de los trabajadores y trabajadoras; además, de favorecer el ejercicio de la ciudadanía y los procesos de organización de los y las trabajadoras para la exigibilidad de los derechos anexos al trabajo y la búsqueda de alternativas conjuntas que favorezcan los niveles de productividad de sus actividades económicas.

Objetivo General:

Avanzar en la afectación positiva de los determinantes de la relación salud enfermedad de los y las trabajadoras y sus familias, mediante acciones que promuevan entornos saludables en los espacios laborales, así como la restitución social de derechos en relación con el trabajo y las garantías sociales del mismo.

Objetivos Específicos:

  1. Promover entornos de trabajo saludables en unidades de trabajo vinculadas al sector informal de la economía, para el mejoramiento de las condiciones de salud, trabajo y vida de los y las trabajadoras.
  2. Avanzar en la garantía y ejercicio de los derechos de la infancia a través de la implementación de intervenciones dirigidas a la prevención y erradicación del trabajo infantil, a la generación de condiciones de trabajo protegido de los adolescentes trabajadores y a la restitución de las condiciones de salud de los mismosPromover el derecho al trabajo de los hombres y mujeres con discapacidad en edad productiva, asesorando a las empresas del sector formal con relación a la normatividad vigente y al desarrollo de entornos favorables.


Las categorías y respuestas integradoras de este ámbito son:

Categoría 1: Gestión integral del ámbito

  • Respuesta integradora 1: Gestión del ámbito

Categoría 2: Promoción y protección de la autonomía

  • Respuesta integradora 2: Entornos de trabajo saludables
  • Respuesta integradora 3: Prevención y erradicación del trabajo infantil y protección del adolescente trabajador

Categoría 3: Restitución de la autonomía

  • Respuesta integradora 3: Prevención y erradicación del trabajo infantil y protección del adolescente trabajador
  • Respuesta integradora 4: Asesoría a empresas formales para la inclusión sociolaboral de población en situación de discapacidad.


Respuesta integradora 1: Gestión del ámbito

Liderada por el coordinador del ámbito en el nivel local. Recoge el ciclo de Planear, Hacer, Verificar, Actuar. Incluye las acciones de coordinación técnica, administrativa y operativa del ámbito, los procesos de articulación de respuestas integrales (en coordinación con el componente de Gestión local y otros actores), aporte al análisis de situación de salud y calidad de vida del ámbito, seguimiento y monitoreo a los indicadores de proceso y resultado del componente. De manera articulada con el proceso de la red de salud y trabajo en el ámbito comunitario y el responsable de los planes de acción locales de la Política para la salud y calidad de vida de los y las trabajadoras del componente de Gestión Local se encarga de la coordinación y direccionamiento de la transversalidad trabajo al interior de la ESE y con otros actores locales estratégicos.


Respuesta integradora 2: Entornos de trabajo saludables

Son aquellos centros de trabajo en los que las condiciones van dirigidas a lograr el bienestar de los trabajadores pero no sólo en el sentido de un buen ambiente físico, se trata además de que existan buenas relaciones personales, buena organización, salud emocional, y que se promueva el bienestar familiar y social de los trabajadores y las trabajadoras a través de la protección de riesgos, estimulando su autoestima y el control de su propia salud y del ambiente laboral.


Respuesta integradora 3: Prevención y erradicación del trabajo infantil y protección del adolescente trabajador

Incluye desde el desarrollo de actividades masivas para la deslegitimación del trabajo infantil en articulación con otros sectores; la identificación, canalización, atención y seguimiento de NNA trabajadores para la promoción de la desvinculación laboral o la generación de trabajo protegido para los adolescentes; hasta la participación en las mesas locales para la prevención y erradicación del trabajo infantil.


Respuesta integradora 4: Asesoría a empresas formales para la inclusión sociolaboral de población en situación de discapacidad

Tiene como objeto sensibilizar a las empresas formales para la generación de acuerdos intersectoriales por medio de la activación de la red de empresarios para la inclusión laboral de personas en condición de discapacidad.

A través de esta intervención se realiza gestión intersectorial e interinstitucional con entidades públicas y privadas en el marco del acuerdo 447 “Por medio del cual se implementa la formación laboral a las personas en condiciones de discapacidad en el Distrito Capital " las funciones relacionadas con la productividad a nivel local y distrital para la promoción de la inclusión laboral de personas con discapacidad en el sector formal, asi mismo, se fomenta el desarrollo de entornos favorables para la inclusión laboral de las personas con discapacidad, orientando la transformación y/o adaptación de puestos de trabajo según la normatividad vigente y se promover la disminución de barreras actitudinales para la posible vinculación de personas con discapacidad en el sector formal.

Ámbito institucional

El ámbito institucional se entiende como los espacios sociales institucionales que cuentan con una organización propia que tienen la función de protección a las personas que en diferentes etapas del ciclo de vida, se encuentran en una situación de amenaza o vulneración de los derechos (expuestas a eventos psicosociales severos, entre los cuales están la violencia intrafamiliar, violencia sexual, maltrato, abandono de su familia en ocasiones derivado de una discapacidad mental o física, consumo de sustancias piscoactivas, embarazos no deseados, habitar en la calle, explotación sexual o que han presentado situaciones que generan conflicto con la ley), como consecuencias de un medio familiar, social, y cultural adverso y excluyente que no posibilita condiciones dignas.

Teniendo en cuenta que en el ámbito se identifican diferentes grupos poblaciones, a continuación se relacionan los escenarios en los cuales se desarrollan acciones del Plan de Intervenciones Colectivas (PIC) del ámbito Institucional:

Primer escenario, Instituciones de Protección y Atención Especializada – Modalidad Internado: Que se encuentran bajo la rectoría del ICBF se definen como el espacio y el grupo por excelencia donde y con quien los niños, las niñas, los y las adolescentes situación de abandono, o con declaratoria de abandono o de extremo peligro físico o psicológico, o con discapacidad física o mental, o por encontrarse en conflicto con la ley, circunstancias de extrema vulnerabilidad que hacen necesario tomar como medida la separación de su medio familiar y social.

Segundo escenario, las instituciones de protección (centros gerontológicos y geriátricos): Son instituciones públicas, privadas o mixtas que cuentan con infraestructura físicas (propias o ajenas) de larga permanencia para las personas mayores. Estos centros suministran servicios de protección y cuidados sanitarios, cuando una persona mayor sana o enferma no puede ser tenida en casa, o no se disponen de recursos, de tiempo por parte de la familia, o se agotan otras alternativas, la institucionalización es la última salida y un alivio (respiro) para las familias y las personas mayores que quieren mantener su independencia.

Tercer escenario, Instituciones de Reclusión: son consideradas como espacios donde se encuentran las personas privadas de la libertad en condición de judicialización o con sentencia establecida. Una prisión o cárcel es un lugar donde la gente es confinada y privada de gran parte de sus libertades. Las prisiones, por lo común, son instituciones autorizadas por el gobierno y forman parte del sistema de justicia.


Objetivo General:

Generar estrategias de protección y restitución que contribuyan al mejoramiento la calidad de vida y la salud y la inclusión social, de las personas institucionalizadas a través de acciones integradoras que afecten positivamente los determinantes.

Objetivos Específicos:

  1. Fortalecer las competencias ciudadanas, que le permitan a los cuidadores(as) de las instituciones de protección, el diseño de estrategias integradoras desde una perspectiva de humanización de los servicios.
  2. Promover el reconocimiento y ejercicio de la autonomía de las personas institucionalizadas a través del desarrollo de habilidades, competencias y oportunidades para apropiación de prácticas de salud que impacten en las condiciones de vida y salud desde una perspectiva de desarrollo humano integral.
  3. Generar estrategias de orientación para la identificación, atención, notificación y seguimiento de los problemas de salud que interfieren el desarrollo integral de la población institucionalizada, favoreciendo y facilitando el acceso a servicios de salud.


Las categorías y respuestas integradoras de este ámbito son:

Categoría 1: Gestión integral del ámbito

  • Respuesta integradora 1: Gestión del ámbito

Categoría 2: Promoción de la autonomía

  • Respuesta integradora 2: Promoción de Prácticas Saludables para la Convivencia Armónica

Categoría 3: Protección de la autonomía

  • Respuesta integradora 3: Entornos Saludables como Espacio Vital para la Salud y la convivencia
  • Respuesta integradora 4: Prácticas Protectoras para Vivir con Dignidad

Categoría 4: Restitución de la autonomía

  • Respuesta integradora 5: Reconociéndonos en la Diversidad y gozando nuestros Derechos


Respuesta integradora 1: Gestión del ámbito:

La gestión del ámbito se refiere a un proceso completo de acciones y decisiones que se producen desde la determinación de un problema dentro de la dinámica de trabajo de las instituciones de protección, el diseño de respuestas integradoras, la operación, el seguimiento y evaluación de las mismas en el espacio de interacción.

La acción institucional se desarrolla de forma integrada, a su interior se articula a las acciones institucionales generadas por otros sectores o actores sociales vinculados a la vida cotidiana de las personas institucionalizadas. La gestión del ámbito incorpora los procesos propios de la administración (Ciclo PHAV), igualmente el de conducción de los procesos que se desarrollan en el posicionamiento de las necesidades de las personas institucionalizadas convirtiéndose en prioritarias para las agendas sociales de las localidades, como acciones de respuesta integral incluyendo la integración de recursos provenientes de otros sectores y la movilización social y participación para la construcción de ciudadanía. La gestión del ámbito debe consolidar y mantener el sistema de información que le permita analizar los resultados de la operación y valorar las acciones adelantadas en las instituciones, para tomar las decisiones pertinentes y rendir los informes solicitados.


Respuesta integradora 2: Promoción de Prácticas Saludables para la Convivencia Armónica

Intervención que permite la articulación de acciones integradoras con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar – Regional Bogotá, para aportar al desarrollo humano armónico y saludable de los niños, niñas y adolescentes con medida de protección y restitución de derechos y propender por su calidad de vida y salud.

Como proceso de fortalecimiento intersectorial, promueve la garantía de los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes en situación de amenaza o vulneración de derechos beneficiarios de programas de atención especializada y cuidados sustitutivos de la vida familiar, implementados en instituciones en la modalidad de internado bajo la rectoría del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar – Regional Bogotá.

Implementación de la Estrategias AIEPI y de RBC.

Confluyen PDA Salud Mental, Salud Oral, Salud Sexual y Reproductiva, TVS Genero Componente IG y OS/ TVS.


Respuesta integradora 3: Entornos Saludables como Espacio Vital para la Salud y la Convivencia

Las acciones están encaminadas a promover un entorno saludable, a partir de una buena organización y participación social, donde se fomenten las buenas relaciones personales a fin de garantizar el bienestar individual y colectivo en la comunidad institucionalizada en el marco de los derechos y la inclusión social. Incluye acciones de la Transversalidad de Ambiente de la estrategia de RBC y de Transmisibles.


Respuesta integradora 4: Prácticas Protectoras para Vivir con Dignidad

Promueve el reconocimiento y ejercicio de la autonomía, la participación activa, el libre desarrollo de personalidad y la libertad, así como la garantía para el ejercicio de la identidad y la diversidad, y los derechos plenos y las condiciones de vida de las personas privadas de la libertad con la ampliación de beneficios a la población desde el concepto de Salud Publica a la luz de la estrategia de Atención Primaria en Salud. Enmarca su accionar en los Proyectos de Autonomía de Transmisibles, Salud Sexual y Reproductiva, Salud Mental.


Respuesta integradora 5: Reconociéndonos en la Diversidad y gozando nuestros Derechos

Es una respuesta que tiene como fin contribuir en la restitución de los derechos, y dignificación de la condición humana de la población que se encuentra en los centros de protección social para las personas mayores. Acciones encaminadas a promover al goce efectivo del derecho a la salud de manera integral y al mejoramiento de su calidad de vida, en el marco de equidad, de inclusión social, de reconocimiento de la diversidad de género, de etnia, generando y motivando la participación social para la garantía de los derechos de salud.

Orienta a las directivas y cuidadores en el proceso de identificación, notificación y canalización de los diferentes eventos en salud y específicamente los que le competen a salud pública y su respectivo seguimiento y articulación con el Ámbito IPS.

Enmarcan su accionar en las estrategias de Rehabilitación Basada en Comunidad, y de los PDA de Salud Mental, Salud Sexual y Reproductiva y Crónicas.

Ámbito instituciones amigas de la salud: IPS

El Ámbito de Instituciones Amigas de la Salud (Ámbito IPS), es el espacio de vida cotidiana donde interactúan las IPS públicas y privadas habilitadas para la prestación de servicios de salud en el Distrito Capital, con los usuarios y las empresas administradoras de planes de beneficios-EAPB, según las características y parámetros de calidad definidos y reglamentados por el Sistema General de Seguridad Social en Salud, con el fin de dar respuesta integral e integrada a las necesidades de atención sanitaria de los individuos y/o grupos de población.

Las acciones que adelantará el ámbito incluirán todas aquellas estrategias, procedimientos, acciones e intervenciones que se deben desarrollar en la institución para que la planeación y operación de los programas prioritarios en Salud Pública reconozca las necesidades de la población, y favorezca el acceso equitativo a los servicios, la generación de respuestas integradas que articulen acciones de protección específica y detección temprana, prevención, asistencia y rehabilitación, la integración con otros niveles de complejidad y con otros actores del sistema (aseguradoras y su red de prestadores, trabajadores de la salud, etc.) y el fomento de la participación de la población en el proceso.

Objetivo General:

Contribuir al mejoramiento de la calidad de vida y salud de la población, integrando la perspectiva de salud pública como componente esencial de la prestación de los servicios de salud por parte de las IPS, para lograr dinámicas accesibles, flexibles, participativas y que respondan a las necesidades de la población.

Objetivos Específicos:

Facilitar la articulación de las acciones individuales y colectivas, gestionando la reducción de barreras de acceso en las IPS, y el incremento del nivel de flexibilidad de los servicios incluyendo la generación de alianzas estratégicas con otros actores intra y extrainstitucionales.

Fortalecer las capacidades de las IPS para salud pública, posicionando elementos estratégicos para la organización y gestión de los servicios desde la perspectiva de Salud Pública, en el marco del modelo de atención definido por la secretaria distrital de salud y que generen un impacto positivo en los resultados de los planes, programas y estrategias en salud pública.


Las categorías y respuestas integradoras de este ámbito son:

Categoría 1: Gestión integral del ámbito

  • Respuesta integradora 1: Gestión del ámbito

Categoría 2: Protección de la autonomía

  • Respuesta integradora 2: Gestión para la Garantía del Acceso Equitativo a los Servicios de Salud

Categoría 3: Restitución de la autonomía

  • Respuesta integradora 3: Fortalecimiento de las capacidades institucionales para la Salud Pública.


Respuesta integradora 1: Gestión del ámbito:

Para el ámbito IPS, la gestión se fundamenta en dos niveles: distrital y local, que se interrelacionan entre si y cuyos resultados constituyen un soporte fundamental para el logro de los objetivos del ámbito; el conjunto de sus acciones tienen un fuerte componente de articulación y coordinación ya que deben insertarse en una dinámica institucional para incorporar elementos estratégicos que mejoren los resultados de los planes, programas y estrategias definidos desde Salud Pública.


Respuesta integradora 2: Gestión para la Garantía del Acceso Equitativo a los Servicios de Salud:

El acceso equitativo a servicios puede definirse como la forma en que los servicios se acercan a la población. Se trata de un concepto dinámico y cambiante que debe ponerse de acuerdo a las necesidades y expectativas de los sujetos demandantes, con el propósito de introducir cambios en las prácticas organizativas de cada IPS, particularmente para atender problemas prioritarios en salud pública.

Tradicionalmente, el concepto se ha formulado desde la oferta de servicios, lo cual implica que la determinación de barreras se centra en aspectos geográficos, económicos, administrativos o culturales, pero queda invisibilizado el hecho de que los sujetos también son constructores de accesibilidad, y que es necesario incorporar en este análisis las representaciones, discursos y prácticas de la población, a la hora de dar respuesta integrada a las necesidades de salud de estas personas.

Al pensarlo como un problema de encuentro/desencuentro entre la población y los servicios de salud, es ineludible la inclusión de las prácticas de vida y salud de la población en cada estrategia para mejorar el acceso.

De este modo, “pensar la accesibilidad al sistema de salud como un vínculo que se construye entre los sujetos y los servicios implica analizar tanto las condiciones y discursos de los servicios como las condiciones y representaciones de los sujetos en tanto estos manifiestan la modalidad particular que adquiere la utilización de los servicios”. [18]

En este marco, el trabajo del ámbito parte, del reconocimiento de las necesidades de las personas y las brechas entre las acciones del PIC y el POS, por tanto la respuesta integral Gestión para la Garantía del Acceso Equitativo a los Servicios de Salud busca la interacción entre los procesos institucionales para promover el acceso a los servicios estrechando las brechas entre el PIC y el PIC, favoreciendo la canalización efectiva proveniente de otros ámbitos y componentes del PIC a los servicios de salud, lo mismo que la identificación y gestión para la reducción de las barreras de acceso. Esta respuesta incluye dos acciones:

Paso 1: Seguimiento a la efectividad de las canalizaciones realizadas por otros ámbitos y componentes del PIC al ámbito IPS.

Paso 2: Gestión para la disminución de barreras de acceso identificadas.


Respuesta integradora 3: Fortalecimiento de las capacidades institucionales para la Salud Pública:

El fortalecimiento de las capacidades institucionales es el conjunto de acciones que permite el desarrollo, seguimiento, y evaluación de las políticas, planes, programas y estrategias de salud pública en las IPS y orienta a la adopción, adecuación y mejoramiento de procedimientos institucionales que incrementen la capacidad de gestión y respuesta a las necesidades de la población.

Teniendo en cuenta las condiciones demográficas, económicas y sociales propias del territorio, se hace necesario un cambio de orientación de las IPS en la búsqueda de servicios de salud accesibles, eficientes y de alta calidad, enfocados al logro de mejores condiciones de calidad de vida y salud de la población.

El mejoramiento de las capacidades institucionales para salud pública, reviste particular importancia debido a que la salud pública tiene una identidad funcional y operativa específica dentro del sistema de salud y en tal sentido, las acciones para la promoción de prácticas institucionales a favor de la salud pública, constituye en elemento principal del fomento y protección de la salud, como componente estructural básico de una buena salud pública [19]. Su accionar lleva implícitos los fundamentos estratégicos en salud pública y también los propios de la gestión de calidad.

El fortalecimiento de las capacidades institucionales, a su vez reconoce la importancia y el funcionamiento de los demás planes y programas relacionados con la salud oral, la salud mental, la salud respiratoria, las enfermedades transmisibles, otras líneas de la SSR (VIH, Cáncer de cuello uterino, atención materno perinatal, entre otras), que aportan a dar cumplimiento a las funciones esenciales en salud pública.

Con base en lo anterior, esta respuesta integradora pretende incorporar mediante trabajo conjunto con los líderes de procesos institucionales en las IPS, conocimientos y valores que se manifiesten operativamente en el mejoramiento de las debilidades enunciadas en la atención y prestación de servicios de salud, y que a su vez, sirvan de enlace a otras acciones que se realizan en el territorio social, potenciando de este modo la capacidad de generar comportamientos más acordes con una mejor calidad de vida y salud, desarrollar ciudadanía y capacidad de participación y atender más adecuadamente las necesidades y las demandas en salud.

Esta respuesta integradora parte del desarrollo de las competencias conceptuales metodológicas y técnicas de los equipos del ámbito para incidir en los elementos estratégicos de las IPS, reconocimiento las características de cada una como línea de base, para elaborar conjuntamente con los actores institucionales un plan de trabajo que fortalezca los aspectos claves para la organización y prestación de los servicios de salud. Esta respuesta integradora incluye cinco pasos:

Paso1: Apropiación conceptual, metodológica y técnica de los elementos estratégicos en los equipos de trabajo del ámbito para implementar las acciones, planes, programas y estrategias de salud pública en las IPS.

Paso 2: Construcción de la línea de base en las IPS que identifique el nivel de desarrollo de cada uno de los elementos estratégicos de los planes, programas y estrategias, que dan respuesta a los eventos prioritarios en salud pública

Paso 3: Formulación del plan de fortalecimiento de capacidades institucionales de las IPS que incluye las acciones de mejora para cada uno de los planes, programas y estrategias en salud pública, basado en los factores críticos definidos.

Paso 4: Puesta en marcha del plan y desarrollo de acciones especificas que se requieren para el funcionamiento eficiente de cada plan, programa y estrategia en salud pública en las IPS.

Paso 5: Monitoreo y seguimiento al avance del plan de fortalecimiento de capacidades institucionales en las IPS.

COMPONENTE 3: Vigilancia en Salud Pública

La vigilancia en Salud Pública parte de una evolución intencionada de la vigilancia Epidemiológica y de la epidemiología en general, pero no solo de ellas. Esta evolución surgió del enriquecimiento de sus fundamentos con diversos paradigmas epistemológicos del proceso salud enfermedad, que ha sabido recoger y de los cuales hace uso para resolver con efectividad los retos a los que se enfrenta. En el Distrito Capital, mas que generar una competencia de posturas filosóficas y políticas en relación con estos paradigmas, los usa con pragmatismo y efectividad para lograr las metas en la resolución de los problemas y necesidades inmediatas de la población y las relacionadas con los cambios estructurales y profundos que se requiere para mejorar las condiciones de salud y bienestar de la población

La VSP hoy se ocupa no solo de los problemas, sino además del sentido positivo de la salud, entendida como “un proceso de monitoreo crítico de los determinantes y condicionantes de la salud pública, que permite fundamentar la orientación y evaluación de las acciones emprendidas dirigidas a la prevención profunda y promoción integral”. En otras palabras, contribuye al cumplimiento del primer y fundamental objetivo en la atención en salud, promover el bienestar de los individuos en la dimensión plena del derecho a la salud.

Es por ello que la Vigilancia en Salud Pública (VSP) mantiene la vocación de responder con oportunidad y efectividad a los problemas y necesidades en salud generadas en el proceso vital de las personas, familias y poblaciones.

Esto implica reconocer las necesidades, anticiparse a los problemas y no sólo responder a ellos. Es decir, abordar los determinantes y profundizar en el conocimiento en sus interacciones, sin perder la capacidad de responder con rigor, pragmatismo, efectividad y oportunidad a las eventos que afectan la salud pública y que permanentemente retan los servicios relacionados con la salud pública

Varios fundamentos normativos recientes dan contexto internacional y nacional a la Vigilancia en Salud Pública: El reglamento sanitario internacional (RSI) aprobado por la Organización Mundial de la Salud en el 2005 y el Decreto 3518 de 2006 firmado por el Presidente de la República de Colombia (Por el cual se crea y reglamenta el Sistema de Vigilancia en Salud Pública), La ley 1122 y su decreto reglamentario 3039 de 2007, mediante el cual se establece el Plan Nacional de Salud Pública.

Sin embargo, las actividades de vigilancia en Salud Pública deben dar cuenta no solo de los requerimientos internacionales y del país, sino también las necesidades específicas para la ciudad, las localidades, los territorios sociales, las organizaciones e instituciones donde labora y en general los ámbitos en que las personas, familias y comunidades se desarrollan, considerándose como un proceso dinámico según cambie la situación de salud de esas poblaciones.

Bajo este fundamento, la Secretaría Distrital de Salud de Bogotá, propone la vigilancia de la salud pública como un componente transversal del Plan de intervenciones colectivas y en su alcance la define como una estrategia de la salud pública que orienta y evalúa sus planes, programas, proyectos e intervenciones.

Prevalece el concepto de ser una función esencial de la salud pública, de responsabilidad del Estado, pero de beneficio y utilidad pública. Adopta y adapta los lineamientos nacionales y hace confluir los procesos de vigilancia en salud pública, vigilancia en salud en el entorno laboral, vigilancia sanitaria, vigilancia de los servicios de salud (seguridad del paciente) y Emergencias en salud Pública en uno solo proceso, Vigilancia de la Salud Pública, que se opera a través del sistema de vigilancia en salud pública distrital (SIVIGILA D.C.)

Su propósito es generar de manera permanente y sistemática conocimiento sobre la situación de salud de la población en el contexto de “Bogotá-Región”, “Ciudad de Derechos” y “Ciudad Global” para lograr una transformación positiva de la misma.


Objetivos Generales

  1. Orientar la formulación y ejecución de políticas de planes, programas, proyectos e intervenciones relacionados con la salud pública, mediante el monitoreo crítico y estratégico de los determinantes de la salud colectiva y generación de perfiles grupales de procesos protectores y destructivos.
  2. Orientar, concurrir o atender según sea el caso, las emergencias en salud pública se generen en el Distrito Capital.

Objetivos Específicos

  1. Consolidar la red de vigilancia en salud pública que garantice la calidad oportunidad y efectividad de la información y las intervenciones relacionadas con los procesos objetos de vigilancia.
  2. Mantener y desarrollar el sistema de información para la vigilancia con enfoque al cliente, mediante modelos de integración que favorezca la eficiencia, disponibilidad y utilidad de los datos.
  3. Producir de manera sistemática y permanente conocimiento sobre la situación de salud y calidad de vida de la población.
  4. Realizar las acciones de vigilancia sanitaria de su competencia.
  5. Diseñar y desarrollar un sistema de atención de urgencias y emergencias relacionadas con la salud pública, integrado al Sistema Distrital de Atención de Emergencias
  6. Avanzar en la evaluación de los resultados de las acciones que en salud pública se realicen en el Distrito Capital.


Respuestas integradoras

El quehacer de la Vigilancia en Salud Pública gira en torno a 4 respuestas integradoras las cuales deben cumplirse en el desarrollo de todos los subsistemas de vigilancia, son ellas:


Respuesta integradora 1: Consolidación de la Red de Vigilancia en Salud Pública:

Entendida como el conjunto de personas, organizaciones e instituciones integrantes del Sistema General de Seguridad Social en Salud y otras organizaciones diferentes del sector, cuyas actividades influyen directa e indirectamente en la salud de la población, que de manera sistemática y lógica se articulan y coordinan para hacer el intercambio real y material de información, así como el intercambio de experiencias, metodologías y recursos, relacionados con las acciones de vigilancia en salud pública e integrada a la población por la vigilancia comunitaria.


Respuesta integradora 2: Gestión de la Información para la VSP:

Mediante esta respuesta se consolida el proceso de gestión del conocimiento en el sentido de producir de manera permanente conocimiento sobre la situación de salud y calidad de vida de la población, y tiene como prioridades la cualificación Talento Humano tanto del que provee la información como de quienes son sus usuarios, la investigación cuantitativa y cualitativa y la retroalimentación y divulgación de los resultados en el ámbito de influencia de cada entidad, con el propósito de orientar las acciones que correspondan frente a la salud colectiva, en la forma y periodicidad previamente establecida, adaptando la información para su difusión, de acuerdo al medio de divulgación, tipo de población y usuarios a los que se dirige.

El Sistema Integrado de Información para la Vigilancia de la Salud pública – SIVIGILA D.C - en Bogotá continuará en 2011 la fase de “puesta en marcha”, garantizando recursos financieros, tecnológicos y humanos a nivel central y local, transfiriendo conocimiento al 100% de los actores del sistema, se fortalecerá el proceso de georeferenciación de la información para la VSP y se mantendrá la vinculación de la VSP a la iniciativa de Datos Básicos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y otras estrategias de cooperación para apoyar el desarrollo del sistema de información sanitaria nacional y distrital como parte del esfuerzo por monitorear los ODM, el PNSP y el PTSP, y se buscará reflejar la importancia especial de datos desagregados de buena calidad, en los niveles distrital, local y por territorio de gestión social integral.

Recoge una serie de procesos sistemáticos y analíticos que permiten caracterizar, medir y explicar el proceso salud enfermedad del individuo, las familias y las comunidades. Es un instrumento que genera una mirada comprehensiva de las diversas dimensiones del proceso salud - enfermedad en el Distrito de Bogotá, como insumo para orientar la construcción de políticas que se desarrollan a través de acciones concretas con ordenadores definidos sectoriales e intersectoriales, que contribuyen a modificar la situación de salud de los individuos, familia y comunidad, traducido en bienestar.


Respuesta integradora 3: Análisis de la Situación de Salud y Gestión del Conocimiento:

El análisis de situación de salud es insumo para la toma de decisiones en el sector salud. Conocer y comprender la complejidad en que se desarrollan los procesos de salud, enfermedad y calidad de vida de las poblaciones, permite la adecuada y pertinente planeación de intervenciones desde el estado y la misma comunidad.

El ASIS recoge una serie de procesos sistemáticos y analíticos que permiten caracterizar, medir y explicar el proceso salud enfermedad del individuo, las familias y las comunidades. Es un instrumento que genera una mirada comprehensiva de las diversas dimensiones del proceso salud - enfermedad en el Distrito de Bogotá, como insumo para orientar la construcción de políticas que se desarrollan a través de acciones concretas con ordenadores definidos sectoriales e intersectoriales, que contribuyen a modificar la situación de salud de los individuos, familia y comunidad, traducido en bienestar.

Su objeto será Estudiar y disponer al sector, a la comunidad científica, a la comunidad en generar y a los tomadores de decisión, de información que oriente la afectación positiva de la relación de las condiciones de vida y el comportamiento diferencial del proceso salud y enfermedad de los grupos humanos, en una unidad geográfica–política, dentro de un contexto histórico, geográfico, ambiental, demográfico, social, cultural, político y de avance del conocimiento científico-técnico en salud pública, con el objeto de alimentar la planificación, ejecución y evaluación de las políticas y programas de salud pública


Respuesta integradora 4: Atención de Urgencias y Emergencias en Salud Pública:

Proceso mediante el cual se mantiene un monitoreo permanente de los eventos y contingencias de interés, que potencialmente generen urgencias y emergencias relacionadas con la salud pública, garantiza su atención mediante una red dispuesta y organizada con capacidad de atender con oportunidad situaciones críticas y desastres que pongan en riesgo la salud de la población.

Vigila el curso de las urgencias y emergencias sanitarias, manteniendo coordinación, eficiencia y agilidad en la toma de decisiones. Mantendrá enlace permanente con las autoridades Distritales, Nacionales e internacionales que le permita mayor efectividad y coordinación de las intervenciones.

Operará a través de las unidades de comando para la Salud Pública (UNICOSP), que serán redes locales y centrales de respuesta inmediata ante urgencias y emergencias en salud pública.


Respuesta integradora 5: Otras Intervenciones Individuales y Colectivas:

Con el objeto de prevenir o controlar la ocurrencia de un evento o la existencia de una situación que atente contra la salud individual o colectiva, se aplican medidas de salud pública y/o medidas sanitarias, consideradas como un conjunto de intervenciones aplicadas por la autoridad sanitaria, para prevenir, mitigar, controlar o eliminar la propagación de un evento que afecte o pueda afectar la salud de la población entre otras se consideran: La inspección, vigilancia y control sanitario, Investigación epidemiológica de campo, Investigación, Operación barrido, Monitoreo de Respuestas, Búsqueda activa.

Metas de ciudad

Mediante el desarrollo de estos tres componentes del PIC, se debe apoyar el logro de las metas del Plan de Gobierno Distrital que tienen relación con la salud pública de la población las cuales son:

  1. Reducir 10.9 por 1.000 nacidos vivos la tasa de mortalidad en menores de 1 año (Línea de base: 13,8 por 1.000 nacidos vivos.).
  2. Lograr y mantener las coberturas de vacunación con todos los biológicos del Programa Ampliado de Inmunizaciones - PAI por encima del 95%, en niños y niñas en menores de 1 año.
  3. Reducir a 23.3 por diez mil la tasa de mortalidad en menores de 5 años (Línea de base: 26.2 por diez mil.).
  4. Reducir la tasa de mortalidad por Enfermedad Diarreica a 1.6 por 100.000 en menores de 5 años (Línea de base: 1.8 por 100.000.)
  5. Reducir la tasa de mortalidad por Neumonía a 13 por 100.000 en menores de 5 años (Línea de base: 13.8 por 100.000).
  6. Reducir por debajo de 46 por cien mil nacidos vivos la tasa de mortalidad materna (Línea de base: 52,9 por cien mil nacidos vivos.).
  7. Lograr reducir y mantener por debajo de 1.51 hijos por mujer, la fecundidad global en mujeres entre 15 a 49 años (Línea de base: 1.72 hijos por mujer al terminar su periodo reproductivo. Fuente: ENDS 2005).
  8. Aumentar la cobertura de citología vaginal a más del 60%.
  9. Mantener por debajo de 0.7 % la prevalencia de infección por VIH en población de 15 a 49 años (Línea de Base: 0,7%. Fuente: Observatorio VIH/MPS 2004).
  10. Lograr cobertura universal de terapia antirretroviral para VIH positivos. (Línea de base: 72%.Fuente: Observatorio VIH/MPS 2005).
  11. Lograr un índice de COP promedio a los 12 años de edad menor de 2,3 (Línea de base: 2,3. Fuente: III ENSB 1999).
  12. Lograr y mantener los dientes permanentes en el 60% de los mayores de 18 años (Línea de base: 50,2%. Fuente: III ENSB 1999).
  13. Adaptar los planes territoriales a la política nacional de salud mental y de reducción del consumo de sustancias psicoactivas en 100% de las entidades territoriales (Línea de base: 0%. Fuente: direcciones territoriales de salud 2006).
  14. Aumentar al 70% la detección de casos de tuberculosis en el país (Línea de base: 54%. Fuente: MPS 2005).
  15. Aumentar al 85% la tasa de curación de los casos de tuberculosis pulmonar baciloscopia positiva: (Línea de base 63%. Fuente: MPS 2004).
  16. Mantener la prevalencia de lepra en menos de 1 por diez mil habitantes en el 100% las localidades del Distrito Capital (Línea de base: 87 municipios no cumplen meta de eliminación. Fuente: MPS 2006).
  17. Eliminar la rabia humana transmitida por perro. (Línea de base: 0,0047 x cien mil. Fuente: MPS 2006).
  18. Promover las acciones de diagnóstico temprano de la enfermedad renal crónica - ERC. (Línea de base: por definir).
  19. Promover acciones preventivas para mantener o reducir la prevalencia de limitaciones evitables (Línea de base: 6,4%. Fuente: DANE 2005).
  20. Reducir a 5% el porcentaje de desnutrición global en niños menores de 5 años con desnutrición global. (Línea de base: 5.7%. Fuente: ENSIN 2005).
  21. Incrementar la mediana de la lactancia materna exclusiva de 3,6 meses a 5 meses. (Línea de base: mediana 3.6 meses ENSIN 2005).
  22. Implementar la política de salud ambiental en el 100% de las localidades del distrito capital.
  23. Reducir la tasa de mortalidad por enfermedad profesional. ( Línea de base: 11.6 por 100.000 trabajadores afiliados)
  24. Reducir la tasa de accidentes ocupacionales (Línea de base 5,2 por cien trabajadores afiliados. Fuente Fondo de Riesgos Profesionales 2006).
  25. Crear en el 100% de las localidades un mecanismo de coordinación y articulación de los actores sociales, institucionales y comunitarios para el logro de las políticas, objetivos y metas del Plan Distrital de Salud Pública de conformidad con las particularidades étnicas y culturales.


Todos los desarrollos de los componentes del PIC tiene diferentes grados de influencia en el logro de todas estas metas, ya sea con acciones directas como la suplementación con hierro o el trabajo con estudiantes para prevenir el embarazo en adolescentes o indirectas como la captación y canalización a servicios de salud, o la gestión local de la salud para promover el abordaje integral de los determinantes de la CVS de la población, entre muchas más intervenciones.

Seguimiento y evaluación

Para la ejecución del PIC del 2011 se plantea una estrategia de seguimiento integral que se desarrolla a través de cinco componentes, los cuales se desarrollan de manera continua con ejercicios de complementariedad y retroalimentación entre ellos:

Seguimiento sistemático
Este seguimiento se fundamenta en el monitoreo desde el sistema de información del PIC (SISPIC) con dos componentes básicos en su seguimiento:
Seguimiento a la gestión: fase del seguimiento soportado en la herramienta informática SISPIC en la cual se verifica el cumplimiento de la ejecución presupuestal y avance en le cumplimiento de metas del PIC, con seguimiento mensual
Seguimiento de productos: fase del seguimiento en la cual registra y verifica la información de caracterización, identificación de población beneficiaria, identificación de población beneficiaria con seguimiento y seguimiento a la canalización.
Seguimiento de resultados
Fase del seguimiento desarrollada mediante el monitoreo de los indicadores en dos modalidades:
Tablero de indicadores de proceso: corresponden a los indicadores de los productos intermedios que se generan en cada una de las fases de ejecución de las respuestas integradoras de proceso por fases de las respuestas
Tablero de indicadores de resultado corresponde a los indicadores de resultado obtenidos en la ejecución de cada respuesta integradora.
Seguimiento técnico a los procesos
Proceso de seguimiento realizado por la referencia Distrital de cada proceso, realizado mediante el seguimiento a la información de las diferentes fuentes, los productos obtenidos y las reuniones Distritales.
Acompañamiento y seguimiento técnico a los procesos
Realizado mediante visitas de seguimiento y acompañamiento técnico al desarrollo de los procesos locales por parte del grupo técnico de la DSP, las cuales se desarrollaran en terreno de manera trimestral.
Auditoria externa
Proceso desarrollado mediante la auditoria retrospectiva y concurrente desarrollado a través de la firma interventora del PIC.

Seguimiento PIC.png

Control de los cambios en los lineamientos del PIC

Se utiliza un wiki como herramienta informática para mejorar el control de los cambios en los lineamientos del PIC.

Un wiki (o una wiki) (del hawaiano wiki, «hacer las cosas de forma sencilla y rápida») es un sitio web cuyas páginas pueden ser editadas por múltiples personas a través del navegador web que permite verificar los últimos cambios realizados al contenido de las páginas. De este modo, usando el historial, se pueden establecer los cambios realizados a una versión anterior de los lineamientos del PIC.

Una vez oficializados los lineamientos del PIC, solo un funcionario de la DSP puede tener acceso a los documentos, de esta forma se controla que los cambios que se realicen tengan aprobación de la Dirección, en este sentido, los coordinadores del PIC solo pueden usar como guía para la operación los documentos incluidos en el Wiki y no valdrá ninguna acta o acuerdo con los referentes de ninguno de los procesos de la DSP si estos no están incluidos en los lineamientos publicados en Wiki. El wiki será la única fuente “oficial” de los documentos de la formulación del PIC 2011.

En una segunda fase, se configurará una categoría por cada componente, PDA, transversalidad y ciclo vital. De forma tal que se pueda visualizar la integralidad y relaciones entre intervenciones mediante el uso de la función de “categorías”.

También como parte de esta segunda fase, se creará una categoría especial de “glosario” en la cual se incluirán páginas wiki de definición de conceptos fundamentales para el PIC, como por ejemplo la estrategia promocional de calidad de vida y salud, atención primaria de salud, determinantes en salud y funciones esenciales en salud pública. Dichas páginas incluirán documentos de referencia sobre cada tema.

Sistema de calidad

Desde la perspectiva de calidad y atendiendo el compromiso de mejorar permanentemente las acciones en Salud Pública, la DSP viene desarrollando el Sistema Integrado de Gestión – SIG - de forma articulada al SIG de la SDS, como estrategia para alcanzar un óptimo desempeño de sus acciones y para generar mayor eficiencia en cada uno de sus procedimientos, en función de garantizar el logro de sus objetivos.

Acorde al marco estratégico, conceptual y operativo definido para las acciones de Salud Pública, se proyecta el desarrollo participativo de un sistema que inicia con la transformación y mejoramiento de los procesos que soportan el quehacer de la DSP y que son los siguientes:

  1. Afectar determinantes: hace parte del macro proceso Gestión en Salud y busca intervenir transectorialmente los determinantes que inciden en la Salud para aportar al mejoramiento de las condiciones de vida de la población del Distrito Capital.
  2. Vigilancia en salud pública: hace parte del macro proceso Vigilancia y control y busca Garantizar el diseño y cumplimento de las políticas, requisitos legales y técnicos, mediante el desarrollo de acciones de inspección, vigilancia, control , identificación e intervención de eventos de interés en salud pública, seguimiento prestadores y administradores de servicios de salud y recurso humano en salud, así como de los establecimientos comerciales, institucionales e industriales y los demás actores y factores objeto de vigilancia que puedan generar un riesgo a la salud de los habitantes de Bogotá y regiones asignadas.

A partir de lo anterior, el Sistema Integrado de Gestión permite reconocer estructuras organizativas más adecuadas, identificar estándares operativos, determinar la eficacia del desempeño de los procesos, evaluar las razones de posibles brechas entre el logro y lo planificado, aplicar los mecanismos para que los resultados sean apropiados, incidiendo en la mejora de productos y servicios y en la satisfacción del cliente, así como determinar controles para garantizar los resultados y validar indicadores.

En el Plan de Intervenciones Colectivas, el SIG permite generar una operativización más estandarizada de los ámbitos y componentes, que logra anteponerse a posibles desviaciones que afecten la ejecución de las respuestas integradoras que hacen parte de cada uno. Ahora bien, teniendo en cuenta que la efectividad de las acciones del PIC no solamente depende de lo anterior, sino también de la calidad con que se planean, programan, ejecutan y controlan en cada una de las localidades que las operan, el SIG, involucra a las ESE como actores principales para la valoración y definición de criterios que deben cumplir las acciones para ser consideradas de calidad, así como también para el logro de los mejores resultados. Lo anterior. sobre la base de hechos y datos que se comporten como evidencias de la operación de la salud pública en Bogotá.

De igual manera, el SIG debe reconocer mecanismos orientados a la calidad de las acciones del PIC diseñadas para la preservación, protección y promoción de la salud de la población, mediante acciones de control dispuestas en tres niveles;

  • Nivel de Autocontrol, se refiere al control directo que cada operador realiza sobre las acciones de cada componente del PIC a fin de asegurar su mayor calidad y efectividad, acorde a la línea técnica generada desde el nivel central.
  • Nivel de Auditoría Interna; se refiere a las acciones de seguimiento y evaluación realizadas en campo por el equipo técnico de la DSP y que buscan velar por el ajuste de los productos que se generan en las localidades con respecto a lo planificado.
  • Nivel de Auditoría Externa, referida a los procesos de interventoría que realiza una firma externa.

La información derivada del ejercicio de controles y validada con los operadores locales, se constituye en una fuente de retroalimentación de los procesos de la DSP y la estructura misma del sistema, para ajustes y toma de decisiones.

Referencias

  1. Naciones unidas. El enfoque de derechos humanos en la cooperación para el desarrollo. Oficina del alto comisionado de las naciones unidas para los derechos humanos. Nueva York y ginebra, 2006.
  2. SEMINARIO PERSPECTIVAS INNOVATIVAS EN POLÍTICA SOCIAL. Sede de la CEPAL, Santiago de Chile, 29 y 30 de octubre del 2002.
  3. Ministerio de salud y desarrollo social. Plan estratégico social el desarrollo de un pensamiento estratégico en las políticas públicas por la calidad de vida y la salud. Hacia la universalidad de los derechos sociales con equidad, dentro de una estrategia de promoción de la calidad de vida y salud.. Caracas, septiembre 2003.
  4. Organización Panamericana de la Salud, Organización Mundial de la Salud: La Renovación de la Atención Primaria en Salud en las Américas. Washington D.C., 2007.
  5. Plan de Desarrollo Distrital "BOGOTÁ POSITIVA: PARA VIVIR MEJOR"” por el cual se adopta el plan de desarrollo económico, social, ambiental y de obras públicas para Bogotá, D. C., 2008 – 2012.
  6. Por decisión del equipo de trabajo local en Antonio Nariño y Candelaria, solo en estas dos localidades los territorios de GSI no se corresponden con la división política de UPZ.
  7. Secretaría Distrital de Salud. Plan de Salud del Distrito Capital 2008 – 2011. Bogotá. 2008.
  8. Sen, A. El desarrollo como libertad, 2000.
  9. Es importante tener en cuenta que estas agregaciones las hizo la SDS con base en el criterio de mayor responsabilidad en los procesos como se mencionó en el documento, esto quiere decir que es una clasificación que puede estar sujeta a cambios.
  10. Ministerio de Salud y Desarrollo Social de Venezuela, Plan Estratégico Social, Caracas, Septiembre, 2003.
  11. UNFPA. Enfoque Poblacional para revisión y ajuste de planes de ordenamiento territorial. Guía de aplicación.
  12. UNFPA. Guía para el análisis demográfico local. Herramientas para incluir el enfoque poblacional en los procesos de planeación del desarrollo integral.
  13. Políticas de Ruralidad, Actividad física, Seguridad Alimentaria y Nutricional, Infancia, envejecimiento y vejez, juventud, adultez, familia entre otras.
  14. Articulo 6 Plan de Desarrollo Bogotá Positiva: Para vivir mejor 2008-1012. Alcaldía Mayor de Bogotá.
  15. Molina N.; De Negri A. y otros: Informe Final. Diseño y ejecución de un Programa de Educación continuada para el desarrollo de la Estrategia Promocional de Calidad de Vida y Salud en grupos de trabajadores informales. Universidad Nacional de Colombia – Secretaria Distrital de Salud Mayo 2007.
  16. La autonomía se refiere a la libertad que cada individuo ejerce en el desarrollo de su proyecto de vida. En el nivel colectivo se refiere a la participación en las decisiones que lo afectan en el orden de lo público, entendido éste en su más amplio sentido.
  17. OMS – OPS. Escuelas Promotoras de Salud. Modelo y guías para la acción. Consultado en la página cidbimena.desastres.hn/docum/ops/libros/EPS_SILOS36.pdf. 13.1.2011.
  18. Tomado de THE CONCEPT OF ACCESIBILITY: A RELATIONAL PERSPECTIVE BETWEEN HEALTH SERVICES AND POPULATION. Comes, Yamila1; Solitario, Romina2; Garbus, Pamela3; Mauro, Mirta4;Czerniecki, Silvina5; Vázquez, Andrea6; Sotelo, Romelia7; Stolkiner, Alicia8. Facultad de Psicología - uBa / secretaría de investigaciones / anuario de investigaciones / volumen xiv / año 2006.
  19. Tomado de FUNCIONES ESENCIALES DE SALUD PUBLICA. OPS/OMS. 2003.
Herramientas personales
Espacios de nombres
Variantes
Acciones
Navegación
Herramientas